Carlos, el Chef.

CARLOS, EL CHEF.  

El cuerpo dorado y semi desnudo de Farid en medio de las sábanas blancas de mi cama es deslumbrante.

La luz del sol que entra por el amplio ventanal de mi dormitorio resalta la piel sedosa de las zonas no cubiertas con la sábana, sus largas piernas, torneadas, depiladas y firmes… la curva de su cadera y el inicio de un perfecto glúteo… el estómago plano… su pelo rubio oscuro le llega bajo los hombros  y aun en desorden, es perfecto. Tras esa gruesa capa de pestañas cerradas hay un par de ojos color miel que son preciosos. Su cuerpo está hecho para ser admirado y deseado.

Es una delicia míralo dormir, satisfecho, en mi cama.

Farid es modelo y bailarín. Muchos hombres y mujeres se pelean por su compañía y las adolescentes lo adoran en revistas y televisión.

Es una lástima que no tenga un cerebro útil dentro de esa preciosa cabeza. A los 22 años, Farid sigue actuando como si fuera un chico malcriado de 14.

-. Farid, despierta. Debes irte.

Lo remuevo suavemente del hombro, aprovechando de besárselo, lamerlo y morderlo al ver que no abre los ojos

-. No. Déjame dormir – protesta moviendo su hombro y acomodándose en la cama – me quedo aquí. Vete a trabajar

-. Sabes que no puedes quedarte – lo vuelvo a mover con fuerza hasta que me mira

-. Pero ya llevamos dos meses juntos…

-.No vivimos juntos. Ya sabes las reglas, Farid. 

-. No seas pesado

-. Vístete – ordeno

Le arrojo la ropa, un poco molesto porque está comenzando a saltarse las reglas que yo le explico claramente a cada uno de mis amantes. No hay excepciones. Nadie se queda en mi casa y ellos no viven conmigo.

Quizás dos meses es demasiado tiempo. Pero Farid es una belleza. Mi debilidad, a lo largo de mis 30 años de vida, siempre ha sido la hermosura en todos sus aspectos; más aún, cuando viene en forma de un cuerpo de hombre.

Soy el sexto hijo entre siete hermanos. Heredé los rasgos físicos de mi padre, sus pómulos altos y definidos, mandíbula cuadrada, ojos oscuros y almendrados, cejas que parecen delineadas a mano, nariz recta, pelo castaño y un aspecto físico agradable en general. Soy delgado, aunque amo la buena mesa y mi altura sobresale levemente al promedio. Una capa de suave pelo cubre mi bien recortada barba y bigote… pretende ser descuidada pero la verdad es que la mantengo rigurosamente pulcra y bien cortada.

Mis hermanos y yo crecimos juntos en una gran casona familiar del sur. Siempre fue más fácil encontrarme en la gran cocina, colgando de las faldas de mi nana entra las ollas, que metido frente a la televisión o jugando en el jardín con mis hermanos. Mi nana, además de adoptarme como su favorito entre mis hermanos,  me enseñó a preparar mis primeros platos y a amar la cocina.

Los sabores, colores, texturas y olor de los alimentos me fascinan. Dar forma a una receta, perfeccionar un sabor y crear una obra de arte al presentarlo para ser servido, me produce un placer parecido al éxtasis. Un buen resultado me hace suspirar complacido y buscar de inmediato el siguiente desafío.

Cuando le dije a mis padres que quería ser chef no se sorprendieron. Solo me exigieron que fuera el mejor. No iban a pagar mis estudios para que me convirtiera en un tipo mediocre. Lo hice sin esforzarme demasiado y terminé con excelentes calificaciones. Ser bueno en esto me nace en forma natural.

Estoy entre el exclusivo grupo de chefs profesionales del país que pueden vivir cómodamente de lo que hacen y disfrutarlo. Podría tener mi propio restaurant o pastelería… pero no me interesa todo el lío que conlleva administrar un lugar de ese tipo… además, Paul y Laurent son  mucho más que mis amigos. Ellos y mi nana son mi familia desde que mis padres murieron. Mi nana vive en mi casa ahora y es algo así como mi segunda madre. Posiblemente ellos tres sean las únicas personas en el mundo capaces de aguantar las rabietas de mi genio sin alterarse y seguir queriéndome… eso es ya mucho decir. Hay veces en que ni yo mismo me soporto.

Si. Lo admito. Soy cascarrabias, exigente hasta el cansancio, perfeccionista, crítico e insoportable con todo lo relacionado a mi trabajo. Hay que ser valiente para trabajar conmigo. Juzgo y censuro a medio mundo cuando no desempeñan bien su trabajo pero.. maldición!! si no son capaces de tolerarlo, que se busquen otro empleo! No quiero mediocres a mi lado.  Doy lo mejor, puedo hacerlo y exijo que quienes me rodean lo hagan también.

Fuera de eso, soy un tipo casi agradable, invitado VIP permanente a los clubes, discotecas, shows y restaurants populares de la ciudad, donde me reciben con los brazos abiertos. Soy conocido en todas partes y las puertas se me abren con facilidad. Me invitan a la televisión de vez en cuando y eso me convierte en casi un personaje. Asisto gustoso a cualquier lugar donde pueda encontrar hermosura. Nuevamente… si esa belleza viene en forma del placentero cuerpo de un hombre, es doblemente bienvenida.

Farid finalmente se viste y salimos juntos de mi casa. No está acostumbrado a levantarse tan temprano.

-. ¿Me llama más tarde, papi?

-. No me llames así

-. Ups, Lo siento. ¿Me llamas, entonces? – su boca se estira en un perfecto y delicioso puchero

-. Claro – respondo de prisa besando sus labios.

Cada uno por su lado. Es así como me gusta. Nada serio ni comprometedor. Estoy casado con mi profesión desde hace mil años y para regañidos, basta con mi nana.

La preparación de masas y cremas comienza muy temprano. Una vez que mi personal tiene todo funcionando me siento a tomar un café con Paul. Es uno de los mejores momentos del día. Siempre es en la terraza, invierno o verano, en la misma mesa, desde hace años. Rodeados de flores perfumadas y arbustos meticulosamente cortados. También soy capaz de admirar la belleza de este rincón de La Confiserie.  Siento como mío parte del orgullo de Paul por su negocio.

-. ¿Quién era el chico de anoche? – pregunta Paul

Farid estuvo en la Confiserie esperándome aunque le pedí que no lo hiciera.  Todos pudieron verlo.

-. Farid. Es modelo…

Mis cejas se elevan y le hago un gesto indicando lo bello que me parece, esperando su aprobación.

Paul sonríe. Me da gusto verlo sonreír aunque sea por una nimiedad. Últimamente sonríe poco. Lleva el dolor marcado en sus ojos, en la forma de moverse y hablar.

-. Nunca vas a cambiar, Carlos. He conocido a más de una docena de tus chicos en estos años y ninguno valía la pena. ¿No te gustaría un amor verdadero?

Su comentario hace que casi me atragante con el café

-. Cómo que ninguno valía la pena???!!! Todos son hermosos!!! – me defiendo casi airado – los he amado a cada uno de ellos!!!

-. Tú que sabes del amor -Paul vuelve a reír.

Quiero preguntar por Laurent pero me quedo pegado en sus ojos sonrientes. No quiero arruinar el momento. Paul sonríe poco últimamente. Subiré más tarde a ver a Laurent. En cuanto tenga un poco de tiempo.

El café termina y volvemos a nuestro trabajo. Las puertas el local están a punto de abrirse y ya que todo está listo, se me ocurre mirar el proceso.

Es entonces cuando lo veo…

Ahí, a unos cuantos pasos, tras el mostrador de la confitería, hay un ser de otro mundo… alguien que irradia luz… Un ángel escapado del cielo…  no parece humano

Siento como si un rayo me hubiera caído encima dejándome atontado… aturdido…

Detrás del mostrador de los helados se encuentra una criatura preciosa…

Su belleza me emociona al punto de pasar un minuto sin poder hablar… me ha quitado el aliento

-. Por Dios… ¿Quién es? 

Sujeto a Martin del brazo y le indico al chico con la mirada

-. No. Terreno vedado – responde Martin sin perder su elegancia habitual

-. Solo dime quién es!!! – estoy a punto de gritarle. Necesito saber quién es y que hace aquí… ¿es real?

-. Se llama Mika. Es su segundo día de trabajo

-. Trabaja aquí??!!!… pero si nació hace cinco minutos…

-. Tiene 18. Es legal

-. Es.. lo más hermoso que he visto en mi vida…

Mi alma sube a un plano superior… admirar tanta belleza reunida en una sola persona es una sensación casi espiritual… ese ángel… es perfecto…

-. Carlos

Martin llama mi atención y me obliga a quitar mis ojos del chico aunque no quiero. Me hace girar hacia atrás y me indica a uno de los nuevos meseros. Es un tipo alto, musculoso, de fuertes rasgos nativos y aspecto poco amistoso.

-. Es su hermano – me comunica en tono de advertencia

Un hermano… No se parecen. Asiento moviendo la cabeza y me vuelvo de prisa a mirar al angelito.

Martín sigue su camino. Yo tengo que volver a la cocina. No puedo dejarlos solos mucho rato porque comienzan a echar todo a perder. Pero estoy pegado al piso…

Mika…

No me imagine que pudiera existir alguien tan etéreo y esplendido… mirar su cuerpo es una delicia…  el pelo claro y con suaves movimientos, sus ojos son un pedazo de cielo de verano o tal vez dos pozos de agua de mar… podría ahogarme en ellos si lo miro demasiado… su piel es clara y luminosa y su sonrisa… oh demonios!!… podría derretirme frente a esa sonrisa… se mueve con suavidad limpiando y ordenando…

Mika me produce debilidad…

Mika es un poema hecho carne…

Las puertas se abren y la gente comienza a entrar. Martín les da la bienvenida y los chicos comienzan a moverse para atender a los clientes.

El día ha comenzado en La Confiserie y yo sigo sin reunir el valor suficiente para volver a la cocina.

Mika está nervioso. Puedo ver sus gestos cuando los clientes se acercan a solicitar atención. Tiene un cuerpo menudo que mueve con gracia, una sonrisa rápida, algo tímida y mucha amabilidad… me restriego los ojos pero él sigue ahí mismo… es real.

Alguien pasa a chocarme… me doy cuenta que estoy estorbando el paso de los meseros. ¿Qué hago todavía en el medio del comedor?… Lentamente… recuperando el control de todos mis sentidos, giro y me voy a la cocina. Justo antes de cruzar la puerta de separación lo busco nuevamente para comprobar que es real… Oh si!! Es muy real.

-. ¿Qué haremos este año, maestro?  – me pregunta una de mis ayudantes.

Yanis tiene dos hijas con su esposa pero es igual que una niña pequeña cuando se trata de preparar las estatuas de chocolate con que se celebra la semana de aniversario.  Su entusiasmo es contagioso. Sus habilidades para cocinar son impresionantes aunque aún le queda mucho por aprender. Quizás su mejor cualidad es tolerarme.

-. No le he pensado aún – miento descaradamente.

Ni ella ni Sugar me creen. Sugar me mira incrédulo con esos grandes ojos claros que resaltan en su piel mulata. Trabajan junto a mi desde hace tiempo y saben que todo lo pienso y organizo con antelación suficiente. Debemos comenzar la preparación dentro de dos días. Será una semana que estaremos encerrados y abocados solamente a la gran celebración.

Dos años atrás pusimos un tren con vagones que cubría todas las vitrinas refrigeradas y selladas…  chocolate solido y muchos adornos. Fue un éxito total. Las ventas se dispararon y nuestra vitrina fue objeto de comentarios y visitas en la prensa y los medios.  El año pasado esculpimos algunas magníficas construcciones europeas; castillos y otras estructuras significativas como la torre Eiffel, el Big Ben, etc.

He pensado en una variación total este año…  imaginé bosques, ríos de chocolate líquido, cascadas y montañas… todo se veía bien en mi mente… pero ahora, cualquier pensamiento en mi mente palidece en este momento.  Comparado con el chico que está aquí afuera, sirviendo helados y vendiendo pasteles… nada es tan bonito.

Me enfoco en el trabajo. Siempre he tenido la capacidad de separar mis mundos.

La mañana se nos pasa rápido preparando órdenes. Superviso a las personas que trabajan para mí y meto mis manos en la masa cuando es necesario. Corrijo, critico y ordeno. No permito errores.

Un par de veces durante la mañana me sorprendo mirando por el cristal de la puerta… sigue allí. Atendiendo con amabilidad y sin perder la calma, aunque tiene una fila de chicas adolescentes sonriéndole y confundiéndolo, todas intentando llamar su atención…  ¿desde cuándo tenemos tanta clientela joven?  Hay al menos 10 chicas frente a él.

La hora de almuerzo siempre es tarde. Cuando la mayoría de los clientes se han ido y bajan los pedidos de la cocina.

Mika entra a  almorzar con su hermano al comedor de empleados que está detrás de mi cocina. Lo sigo con la vista cuando pasa caminando sin mirarme… verlo solo ratifica todo lo que he pensado de él… pero… yo… yo tengo que comprobarlo de todos modos.

-. Voy a almorzar – anuncio dejándolos con la boca abierta – terminen ustedes solos y que quede todo bien

El comedor de empleados es uno de los pocos lugares silenciosos en La Confiserie. Un par de mesones largos, refrigeradores, sillas y una ventana en forma de arco. Es todo lo que hay. Pero hoy se ve diferente. Hay cinco personas almorzando. Entre ellas Mika y su hermano. El chico resalta como si tuviera luz propia…

-. Maestro… – uno de los meseros se pone de pie al verme llegar y todos lo imitan. Casi siempre almuerzo en la terraza y rara vez en este comedor.

-. Siéntate, por favor

Levanto mis manos para indicarles que se queden tranquilos. El chico de los ojos de cielo alcanza a moverse, imitando al resto, pero vuelve a sentarse. Me mira con respeto… nuestras miradas se cruzan por primera vez y siento escalofríos… ¿cómo va a tener 18 años con esa carita de bebé angelical?… es un niño pequeño que me despierta sensaciones extrañas…

Como en silencio. Sé que mi presencia los incomoda pero no he podido evitar querer venir a verlo… Lo busco disimuladamente un par de veces. En una de esas, Mika me devuelve una sonrisa tímida… mi tenedor queda varado en el aire… me olvido de respirar… cuando sonríe brilla aún más… siento como si me envolviera con su luminosidad…

¿Qué…? Que me pasa?… que tiene ese chico?

Ellos terminan y se levantan. Abandonan el lugar de prisa para volver a trabajar. Me dejo caer hacia atrás en la silla. Estoy agotado como si hubiera corrido una maratón… ¿Qué me provoca ese niño?… suspiro fuertemente y atraigo las miradas curiosas de quienes siguen almorzando. Sin explicaciones, me levanto y vuelvo a trabajar.  Siento como si hubiera sido aplastado por un camión y me costara moverme.

De vuelta en lo mío se me hace difícil mantenerme en mi sitio y tengo que obligarme a no buscarlo en toda la tarde. Cuando llega la hora de irme a casa no lo he vuelto a ver… pero su sonrisa está grabada en mi mente…

Farid, por medio del teléfono, me hace saber su molestia porque olvidé llamarlo.

-. Lo siento. Ya estoy en casa…- digo pretextando una excusa

-. Pero papi… los chicos van a dar una fiesta. Ven a buscarme y vamos juntos

-. No me llames así Farid y no. No tengo ganas de salir hoy

¿Cómo le explico que la visión del chico me ha dejado agotado… pensativo y añorándolo… ha drenado mi energía como si se la hubiera chupado… y ni siquiera he hablado con él!!!

-. Por favor, vamos. Anímate. Ya sé!!! Iré a buscarte a tu casa!!.

Antes de que pueda replicar, Farid me corta. Me quedo mirando el teléfono con ganas de gritarle.

Media hora más tarde, él y su amigo están en la puerta

-. Cámbiate ropa. Es una fiesta elegante

Él ya está listo. Farid y su amigo se ven muy bien… jóvenes, alegres y llenos de vida y hermosura…  Es curioso como hasta esta mañana su belleza me parecía lo máximo… ahora lo miro y sigue siendo hermoso pero su belleza se desvanece al compararlo con Mika. El chico nuevo tiene algo especial que Farid no tiene… me rebano los sesos mirándolo y pensando.. intentando encontrar la magia en Farid…

-. Ponte elegante, si?. ven conmigo

Farid, totalmente ajeno a mis pensamientos, tira de mi mano para conducirme al dormitorio. Lo miro para protestar y de pronto, ya sé cuál es la diferencia… Suspiro agradecido de haberlo descubierto…  la profundidad de la mirada.  Farid tiene ojos de miel superficiales… Mika tiene ojos de turquesas profundos y sinceros… cuando me miró y sonrió sentí que me ahogaba en todas las emociones que me produjo… que me envolvía con su sonrisa y me transportaba a un plano diferente…

-. No!!! – gruño molesto soltándome de su mano – No quiero salir Farid. Vete con tus amigos.

-. Pero… quiero ir contigo!! – nuevamente los pucheros y sus aires de niño malcriado

-. No voy a salir – respondo categórico

Farid mira a su amigo y parece dudar…

-. Está bien. Nos quedaremos en casa entonces

Se encoge de hombros y se quita la elegante chaqueta. El amigo lo observa sin saber qué hacer

-. Nada de eso – recojo la chaqueta y se la pongo en el brazo. Lo empujo hacia la salida – tú te vas a esa fiesta con tus amigos

-. Pero… Quiero estar contigo

– Necesito trabajar. Nos veremos otro día

Sostiene la puerta para evitar que la cierre y se cuelga de mi cuello para besarme largamente. Su cuerpo caliente se soba contra el mío…

-. Te veré mañana, mi amor – sus ojos de miel sonríen superficialmente… Farid es todo apariencia… no hay nada detrás de la capa superficial…

-. ¿Me llamas antes de dormirte?

Se mueve coqueteando…  se niega a dejarme cerrar mientras no le demuestre interés… especialmente frente a su amigo

-. Buenas noches – respondo cortante, quitando su mano de la puerta y cerrando por fin.  Luego de unos minutos los escucho alejarse.

Mika vuelve a aparecer en mi mente… ¿dónde vive? ¿Qué hace a esta hora?… ¿tiene un novio?… ¿Cómo es que puede ser tan hermoso?… ¿cómo suena su voz?… es tímido… recuerdo sus movimientos al caminar hacia el comedor…

Dios!! Tengo que quitar a ese niño de mi mente y pensar en la escultura… es mi responsabilidad crear algo llamativo, complicado y hermoso… Paul y Laurent merecen que las vitrinas destaquen nuevamente este año… algo único, hermoso, original…

¿Cómo podría inmortalizar en chocolate la belleza de Mika?

ESO ES!!!

Una pareja humana bajo uno de los árboles del bosque… se están amando y uno de ellos es Mika… una pareja besándose con dulzura… acariciándose y cobijándose el uno en el otro… pueden parecer hombre y mujer si no se los mira con demasiado detalle… serán dos hombres… luces frías indirectas simularan la luz de la luna sobre sus cuerpos…

Es una idea magnifica… Mi mente se dispara entusiasmada!!!

Con lápiz y papel hago los bosquejos correspondientes. Cada minuto me entusiasma más la idea. Nunca he esculpido un cuerpo humano pero no debe ser tan difícil…  especialmente si el modelo original esta cerca.

Los dos días siguientes me siento tentado de mandar todo al demonio… Sugar se equivoca al mezclar una receta y, aunque puedo salvarla, hay más de 200 pasteles a la venta que no tienen el sabor original… digo… ¿Qué tanto cuesta leer bien una receta??…

Yanis recibió lo suyo también por presentarse sin el delantal de trabajo. Siempre culpa a las niñas… ¿para que tiene hijas entonces si luego no puede manejar su vida profesional??… mucho llanto y disculpas pero eso no resuelve los problemas…  puros problemas!!…

Farid ha comenzado a quejarse de que no le presto atención… pero no puedo dedicarle más tiempo… soy una persona ocupada y él es un joven con mucho tiempo libre… que lo ocupe con su interminable lista de amigos!! No creo que le falten interesados…

A ratos pareciera que están todos decididos a volverme loco… incluyendo a Mika y a ese montón interminable de niñas escolares que hacen fila desde temprano frente a su mesón para ser atendidas por él… le coquetean abiertamente y el devuelve las sonrisas… ¿No puede acaso mantenerse serio?… está trabajando!!! ¿Por qué tiene que alentarlas?… Son niñas estúpidas con hormonas revolucionadas… desparramando endorfinas y volviendo tóxico el ambiente… Mika nunca pierde la calma y sigue dándoles de probar todos los 20 mil sabores que piden… Esto es la Confiserie por el amor de Dios!!! no un puesto callejero de helados para adolescentes…

-. Quiero  todo listo para comenzar a trabajar mañana temprano en la escultura – ordeno a gritos antes de retirarme. A ver si eso pueden hacerlo bien.

Al día siguiente, Yanis y Sugar se encargan de los árboles bajo mi supervisión. Hemos convertido el comedor de empleados en nuestro cuartel secreto de trabajo. La temperatura es baja para mantener frio el chocolate. Sobre la pared están pegados los bosquejos de la pareja que imagino…

Comienzo a trabajar en mi escultura…

Varios intentos después me doy cuenta de que voy a necesitar ayuda y soledad. Las voces de Yanis y Sugar no me ayudan. No puedo concentrarme completamente y eso me está alterando más y más…

-. Regresen más tarde – les ordeno.

Salen callados, conscientes de mi mal humor.

Me quedo sentado mirando el bosquejo…

Sé lo que necesito…

Necesito la ayuda del niño de los ojos de cielo que tiene secuestrada mi tranquilidad.

Me dirijo a Martín

-. Necesito al chico de los helados – digo autoritario y enmascarando la emoción en mi voz.

-. ¿Mika? ¿Para qué lo quieres?

-. Necesito su ayuda para la escultura – respondo aparentando molestia

La escultura!! Palabra mágica en la Confiserie. Todos la esperan con ansia y su perfecto desarrollo es importante.

-. Bien. Te lo enviaré en un momento – responde Martin sin sospechar…

– Gracias

Calma… calma… es solo un mocoso de 18 años… con ojos profundos y una belleza de otro mundo…

Maldición…

La puerta del comedor suena suavemente minutos después

-. Pase – respondo desde el interior sin mirar… sé que es él.

-. Permiso, señor. Don Martín me dijo que viniera.  

Aaahhh… suspiro… ya sé cómo suena su dulce voz…es como el canto de un pajarito pequeño… dulce y afinada…  tiene un leve acento extranjero que suena hermoso y musical.

Mika entra y se detiene a unos pasos. Aún no me permito girar a mirarlo. Dejó los minutos correr… estoy nervioso… el corazón me late rápido… como si fuera un tonto adolecente. Cuando finalmente me vuelvo a verlo, está de pie, muy cerca, cohibido, mirando hacia abajo.

-. Cuál es tu nombre?

-. Mika, señor

-. ¿Así te llamas?

-. No señor. Mi mamá me puso Miguel Ángel pero todos me dicen Mika

Sabía que había algo de ángel en él… lo sabía!

Mika habla bajito y su actitud es retraída. Claramente se nota que es tímido y está nervioso.

-. Bien Miguel Ángel. Necesito de ti. ¿Crees poder ayudarme?

Abre grandes sus maravillosos ojos y la O que forman sus labios es…  suspiro… sus labios… no los había notado antes… son preciosos… perfectos…

-. Si. Dígame que debo hacer

Su entusiasmo es evidente

Le explico sobre las figuras de chocolate y la importancia que tienen para la reputación y marketing del establecimiento. Su inocencia es preciosa cuando me pregunta de qué manera puede ayudar en algo tan importante

-. Voy a hacer una figura humana. Necesito que seas mi modelo

-. Yo??!! – esta impresionadísimo de ser elegido

Ay Dios!… Si me lo como, ¿me acusarían de canibalismo?

-. No te entusiasmes tanto. Es un trabajo aburrido y tedioso

-. No, señor, digo, si pero no. O sea… lo haré feliz y no me aburriré

-. Bien. Ven aquí

Lo hago subir sobre la mesa. En mi mente, la pareja de amantes está sobre el pasto. Intento explicarle la posición deseada pero es difícil hacerlo sin tocarlo. Trago los nervios en mi garganta y sostengo su delgada muñeca. El contacto es electrizante… su piel es fresca y delicada… suave… tibia…  tiene manos pequeñas y delgadas… Concentración!… hago un esfuerzo para volver a la realidad.

-. Debes imaginar que estas sobre un suave colchón de pasto y tu amante te esta besando

Lo veo ruborizarse, bajar la mirada escondiendo sus ojos bajo las tupidas pestañas y negar… ay Dios!… no puedo con sus gestos…

-. ¿Qué? – pregunto sosteniéndome de la mesa para evitar correr hasta él y comenzar a morderlo

-. Eso… del… amante…- responde sin atreverse a mirarme

-. ¿No has tenido un amante Miguel Ángel?

Ahora si me mira asustado y pestañea rápido

-. No, señor

-. ¿Nadie te ha besado? ¿Quizás una chica?

Niega terminantemente moviendo la cabeza

Yo cierro los ojos para contener la sensación que sus palabras me producen… es virgen… completamente virgen. Un cuerpo precioso jamás tocado… su boca no ha sido besada… Oh por todos los cielos!. No ahora!!… la erección no se demora en llegar, firme y caliente. ¿Cuándo me volví masoquista?

Incómodo y todo, termino de darle instrucciones sobre cómo posar. No vuelvo a tocarlo. Es un ayudante obediente y dispuesto.

Comienzo a  esculpir las piezas. Me distraigo… Mi mirada se pierde en la suave luminosidad de su piel… la luz de la ventana resalta los pequeños vellos rubios erizados en el antebrazo… la suave curva que forma su mano al alzarse y abrazar al amante imaginario… ¿Cómo se sentiría en mi cuello?…  mis dedos tienen hambre de tocarlo… la textura del chocolate no se siente igual… me concentro en lo que debo hacer… De pronto estoy mirando su cuello alzado y echado hacia atrás… como si estuviera recibiendo un beso… su pelo liso, claro y brillante cuelga… mis hombros se relajan y mis manos se quedan quietas… solo soy capaz de admirarlo… él está con los ojos cerrados sin darse cuenta que estoy hechizado mirándolo…

Los minutos pasan… el ambiente se vuelve más amigable

-. Háblame de ti. ¿De dónde vienes?

Una sonrisa antes de comenzar a contarme… no cambia su posición y puedo seguir trabajando mientras lo escucho… me cuenta de su país y el poblado donde vivía, del largo viaje, su madre, su madrina y su hermano…

Escucharlo hablar tiene un efecto hipnótico y relajante… Yo, que nunca he querido saber nada de ninguno de mis amantes, me encuentro ahora anhelando toda la información que quiera entregarme. Quiero que hable para siempre… tiene un modo tranquilo de narrar que incentiva mi creatividad y es agradable escucharlo. Su entonación es suave y melodiosa.

Me doy cuenta del tiempo que ha transcurrido cuando veo cuanto he avanzado

-. Puedes relajarte – le informo.

Lo veo poner cara de dolor al mover su cuerpo… Dios!! no me di cuenta de lo mucho que le estaba exigiendo. Han pasado casi dos horas. Corro hasta él para ayudarlo

-. Lo siento, Mika…

-. No señor. Estoy bien – pero el gesto de dolor continúa

Me permite ayudarlo a ponerse de pie. Es más bajo que yo. Su cuerpo es menudo y delgado, bien formado… apetecible… mi fascinación por él no disminuye

-. Me disculpo, Mika. No me di cuenta del tiempo mientras hablabas

Me dedica una sonrisa, nuestras miradas chocan y yo estoy que me derrito

-. No pasa nada,  señor. Ya no me duele

Se acerca a ver lo que he estado haciendo. Me hace saber que le gusta… A mi me gusta él…

-. ¿Vengo a ayudarle más tarde?

-. Si, por favor – creo que estoy rogándole.

Mika sonríe con cara de niño travieso al saber que seguirá trabajando conmigo

Almuerzo poco. No tengo hambre. Estoy silencioso y meditabundo…

Volvemos a estar solos en la tarde

-. ¿Por qué no has tenido novio?

Quiero saber todo de él

No es fácil para él, pero me habla un poco de la vida en su lugar de origen. Me confiesa el secreto de su nacimiento y de cómo fue automáticamente rechazado por todo su pueblo por ser hijo de un hombre extranjero que no se casó con su madre. Es extraño suponer que alguien pueda odiarlo…  Mika despierta otro tipo de sentimientos…

-. Nadie hablaba conmigo, excepto mi madre, mi madrina y hermano

De a poco voy entendiendo la mirada belicosa del hermano protector…  Yo también comienzo a sentir un fuerte deseo de protegerlo.

Sigo haciendo preguntas toda la tarde. No se cansa de responderme, siempre amable, educado y respetuoso.

Le permito descansar de vez en cuando y vuelvo a tocarlo para poder resaltar una parte diferente de su cuerpo. Ya no me produce un sobresalto de miedo… pero me sigue emocionando. En cierto momento tengo que inclinarme cerca a él para destacar sus hombros… el aroma que se desprende de su cuello me hace cerrar los ojos y pensar en un atardecer de verano junto al mar… una brisa suave… es embriagador…  su olor es delicioso… ¿cómo es su sabor?… ¿a que sabes, niño ángel?

Me alejo de prisa…

-. Señor…? – su voz apenas se escucha. Creo que quiere preguntar algo

-. Carlos – lo corrijo.

Un nuevo batido de pestañas y claros signos de timidez sonrojan sus mejillas. Permanece en silencio

– ¿Qué? ¿No puedes llamarme Carlos?

-. Es que… usted es mayor. Mi mamá me enseñó a respetar a mis mayores. No puedo llamarlo por su nombre…

Boquiabierto es poco…

Mi ego ha recibido un golpe brutal

El peso de mis treinta años cae denso sobre mis hombros.

-. Ya puedes irte – ordeno cortante

-. Señor, yo… no quise decir

-. Terminamos por hoy. Puedes retirarte – soy aun más duro al repetírselo.

Parte en silencio y con la cabeza baja. Claramente mortificado por haberme hecho enojar.

¿Pero qué demonios he estado pensando???

Es un niño. Mas encima un niño que ha sufrido mucho y no está para juegos… es virgen!! Ni siquiera lo han besado… oh Dios!!! Que daría por enseñarle… por poner mis manos en su piel… besar sus ojos y forzarlo a abrir sus labios para mi… devorarlo lentamente mientras gime asustado de mi pasión…

No recuerdo que otra persona haya despertado tanta locura en mi…

Pero para él soy el equivalente a un anciano…

Mierda!!…

Unos cuantos minutos después he terminado de ordenar. Solo quiero irme a casa a descansar… pero al cerrar la puerta del comedor escucho un ruido extraño que proviene del exterior. Me quedo inmóvil escuchando…

Sé quien es antes de verlo…

Mika está llorando en el callejón de atrás.

Mi cuerpo en tensión, los puños apretados decidiendo si debo ir a verlo o pretender que nunca lo escuché… su llanto es bajito y triste…

-. ¿Qué sucede, Miguel Ángel?

Se asusta al escucharme y limpia de prisa su rostro

-. Yo… nada. Vuelvo a mi trabajo de inmediato, señor.  Es que…

Sus ojos cristalinos llenos de lágrimas y la tristeza en su hermoso rostro me rompen un pedazo del corazón… no es justo que alguien tan hermoso llore así

-. Dime qué te pasa – pregunto esta vez con voz tranquila.

Mika intenta parecer normal pero falla terriblemente. Sus ojos vuelven a anegarse y las lágrimas corren por sus mejillas…

-. Me va a despedir, ¿no es así?… por favor no lo haga. Nos costó mucho encontrar este trabajo… no tenemos donde ir… Tanner se ha sacrificado tanto por mi… yo… por favor… no lo haga…

-. Pero… que…?

-. Lo hice enojar y no sé porque, señor… pero le pido perdón… por favor no nos despida… por favor, señor…

Su llanto asustado y su súplica sincera y entrecortada de dolor me hacen sentir una mierda de persona…

Solo al ver el miedo en el azul de sus ojos comienzo a comprender la realidad de lo que él ha vivido… todo el odio y penurias que ha soportado… la muerte de su madre y la áspera vida de inmigrante en este país… esta solo con su hermano en el mundo, recién comenzando a sentirse seguro y yo le he hecho creer que está en peligro la estabilidad que acaban de encontrar… que pedazo de imbécil soy!!… ¿cómo no pensé en lo que le hacía?…

-. Mika…

No sé cómo me encuentro rodeándolo con mis brazos en un apretado abrazo… queriendo mantenerlo ahí, protegido y resguardado…  quiero hacerme cargo de su seguridad y sonrisas… Su cuerpo tiembla sacudido por el llanto. La culpa me hace sentir que soy una porquería de ser humano…

-. Lo siento Mika. No quise asustarte.  Nadie va a despedirte.

-. ¿No?

-. No. Te lo juro. Este es tu trabajo

Lo sostengo un poco más fuerte para realzar lo que le digo… se calma y deja de llorar. Mi corazón se calma junto al suyo. Su olor me rodea…

Me acuclillo hasta quedar frente a su rostro. Sus ojos llenos de lágrimas me emocionan… es bello.

-. Me hiciste sentir viejo cuando te negaste a llamarme por mi nombre. Por eso me molesté pero soy un idiota. ¿Me perdonas?

-. Yo no sabía, señor… uupps..- se lleva las manos a la boca al darse cuenta que me ha vuelto a llamar “señor”… entonces fija en mi sus ojos y con algo parecido a una sonrisa dulce y traviesa me dice

-. Carlos –  se queda atento y nervioso esperando mi reacción

Sonrío tranquilizándolo e imaginando que soy un cazador a punto de devorarlo…  sin poder aguantarme más vuelvo a abrazarlo. Esta vez no es para consolarlo… Esta vez es para mi… para sentir el peso y el calor de su cuerpo pegado al mío, el movimiento de sus músculos… su olor entrando por mi nariz… su pelo suave tocando mi mejilla… se reclina suavemente contra mi, confiado…

-. No es viejo… es solo que… da miedo…

Se ha calmado

-. Doy miedo?

– No siempre… solo a veces…- se corrige rápido, preocupado,  al ver mi ceja elevada, preguntándole

-. ¿Te doy miedo a ti?

Esta vez soy yo el que espera expectante…

-. Yo.. no.. es que… no. Ya no.

Compartimos una sonrisa cómplice…

-. Lávate la cara y vuelve a trabajar

-. Si, señ… Carlos – otra sonrisa con chispas brillantes en los ojos…

-. Mañana vuelves a modelar

-. Si??  Gracias!!

Desaparece corriendo por el pasillo llevándose la gracia de su cuerpo y su luminosidad…

Siento el vacío de su ausencia…

Trago un nudo grande que se me ha formado en la garganta… permanezco en el callejón otro rato, caminando 20 pasos de ida y de vuelta…  mirando el cielo… sin saber que estoy haciendo…

Decidiendo que estoy un poco loco, me retiro en silencio a mi casa.

Su mirada limpia y su cuerpo me persiguen toda la noche

Por suerte Farid ha comenzado una nueva campaña y no tiene tiempo libre por unos días.

Cuando llego al comedor al día siguiente, Mika me espera en la puerta. Fresco y sonriente como una lechuga recién cortada.

-. Buen día, Carlos – saluda alegre

El silencio en la cocina es total…

Las caras de Yanis y Sugar son de lo más irrisorias.

Quedan impactados viendo con qué facilidad Mika me tutea y yo no me enojo. Algo que ellos no pueden hacer aún. Nadie más puede en toda la cocina.

-. Buen día, Mika

Ellos me muestran los avances… corrijo detalles, admiro el buen trabajo que ambos han hecho. Los despido sin gentileza

-. Necesito trabajar solo con Mika

Cierro la puerta. Reanudamos la conversación donde mismo quedó el día anterior.

Hoy si se atreve a preguntarme y su curiosidad es insaciable

-. ¿Dónde aprendió a cocinar?.. ¿en verdad tiene hermanos? ¿y donde están?.. ¿Qué es una nana?… ¿Qué le gusta cocinar?… ¿Cómo aprendió a esculpir en chocolate?…

Respondo con paciencia al tiempo que sigo esculpiendo las piezas. Mika está ansioso de aprender, sus preguntas son interminables. Sabe tan poco del mundo. De pronto… lo quedo mirando y me doy cuenta de que una vez más Mika ha roto mis esquemas… nunca hablo de mi mismo ni mucho menos de mi nana o mi familia, sin embargo, él ya sabe todo sobre ellos… y ha sido agradable compartirlo.

-. Usted si tiene novio – dice de repente.

No estoy seguro si está preguntando…

-. No. No tengo.

Me mira incrédulo. Por supuesto!! Debe haber visto a Farid el día que vino a buscarme

-. No es mi novio – aclaro – solo somos amigos

No me cree… lo puedo ver en sus ojos.

-. Yo no tengo novios. Él es un amigo especial. Nada más.

¿Por qué es importante que me crea?

-. Mira. Está terminado

Le muestro la figura y veo admiración en su rostro… Suspiro satisfecho.

-. Falta la otra persona – me dice.

No quiere irse. Me doy cuenta que le gusta estar aquí conmigo. Es una agradable sorpresa descubrir que en verdad no lo intimido y si le gusta mi compañía…  mis labios se curvan en una sonrisa

-. Si. Vamos a comenzar con la otra luego de un descanso.

Me tomo un tiempo largo. Café con Paul en la terraza, una corta visita a Laurent en el piso superior, una vuelta por algunas calles para despejar mi mente…

Cuando vuelvo, Mika está listo. Esperando por mí.

La segunda figura es más complicada. Debo esculpir mas partes de su cuerpo…  como si  estuviera abrazando y besando a su amante tendido en el pasto.

Le explico a Mika lo que quiero.

-. Quítate esto – Le ordeno, tocando la sudadera que lo cubre.

Lo hace de inmediato, sin dudar… debajo hay una camiseta blanca sin mangas común…  y piel… suave, preciosa y aterciopelada piel. Por unos breves segundos no soy capaz de hacer nada más que admirarlo. Mika toma por asalto mis sentidos en los momentos más inesperados y de manera brutal.

Comienzo con el cuerpo de la escultura… me distraigo cada dos segundos siguiendo la línea de su cuerpo… imaginándolo desnudo… deslizándose suavemente bajo mi cuerpo… besándolo… lamiendo el sendero hacia su sexo… separándole las piernas y dejándome enseñarle… Por supuesto, me equivoco y debo comenzar de nuevo… estado eréctil… controlándome…

Al terminar la tarde he conseguido dos cosas: terminar una gran parte del cuerpo y un dolor pesado en los testículos de tanto imaginar…

No quiero separarme de él. Me gusta su compañía. Hoy hemos terminado mucho más tarde.

-. Continuaremos mañana?

Mika se pone su sudadera…

-. ¿Quieres comer conmigo?

Mi invitación lo sorprende… me sorprende a mi mismo… lo veo dudar y alterarse… sus ojos inquietos, complicado… nervioso… rehuye mis ojos.

-. Mi hermano… me está esperando… perdón… pero no puedo

Claro!! Como lo olvidé?… el hermano

-. Está bien. No es nada importante. Será en otra oportunidad

Le quito importancia a la invitación y cuando Mika se va me quedo pensando en lo que acaba de suceder… Años en que nadie rechazaba una invitación a cenar conmigo!!! Años!!!  Y él se ha dado el lujo de decirme que no!!!…

Abandono La Confiserie sonriendo tontamente…

 

Me duermo y despierto pensando en él.

-. A usted le pasa algo

Oh No! mi nana ha echado a andar su detector. Eso no es bueno.

-. No. No me pasa nada – respondo tomando uno de sus deliciosos desayunos y tratando de que ningún gesto me delate. Ella me conoce como si fuera mi madre.

Mi nana es la mejor cocinera del mundo aunque no tenga título por ello. Nada se compara con los alimentos preparados por sus manos. Es una mujer de 60 años, muy ágil aun, pelo encanecido y aspecto maternal. Es a la única persona a quien le permito tratarme como a un niño, regañarme y que amo como a una segunda madre.

-. No quiera engañarme. Lo conozco bien. Tiene esa cara de…

-. ¿De qué?

-. Ay no!! Cara de nuevo novio!!

Nana odia a la mayoría de mis conquistas e insiste en llamarlos mis novios. Ha cruzado los brazos bajo su pecho y espera explicaciones.

-. Estás loca mujer – termino el desayuno y beso su mejilla

-. Yo sé bien. Hay uno nuevo en su radar…

La escucho seguir hablando mientras me alejo

¿Hay alguien nuevo en mi radar?…

No.

NO.

Es casi un niño.

No hay nadie.

 

Mika y yo sonreímos al saludarnos. Demasiado tarde me doy cuenta de que somos el centro de las miradas del personal de la cocina… Cierro la puerta del comedor/estudio. Listo. Ya no existen. Solo estamos Mika y yo.

-. ¿Qué pasa con esto después?

Mika me indica las figuras de chocolate. Se sube sobre la mesa. Se quita la sudadera. Su piel resplandece. Suspiro. Hora de comenzar a sufrir.

-. No sirve. Se endurece y se pierde. Es una receta diferente al chocolate normal

Entre conversación, preguntas y sonrisas se nos pasa la mañana.

He dado los últimos toques al cuerpo del amante. Hoy soy capaz de admirar a Mika con un poco mas de calma… ojalá mi entrepierna entendiera lo mismo…

A la hora de almuerzo lo veo juntarse con su hermano y algunos otros chicos del servicio. Almuerzan juntos entre bromas y risas.  Mika se mantiene callado. Nuestras miradas se cruzan un par de veces… tengo la curiosa impresión de que sus ojos me buscan…

-. ¿Listo para continuar?

-. Claro que si

Se pone de pie sin dudarlo y abandona el grupo. Percibo por primera vez un ambiente de frialdad hacia mi… su hermano y algunos otros chicos me miran o expresan una leve hostilidad…

Saludo al hermano con un gesto vago y me voy tras Mika.

Tal vez la parte de la cabeza sea la más complicada de la escultura. Debo hacer que exprese emoción.

-. Mika… el amante está besando a su pareja… quiero que pretendas hacer lo mismo

Mis dedos están tocando su rostro tratando de buscar el ángulo perfecto.

El rubor sube a sus mejillas, puedo sentir como aumenta la temperatura de su piel… es tan hermoso e incitante… le busco los ojos y los encuentro esperando por mi…  claros… diáfanos… cristalinos y preciosos… como quiero perderme en ellos…verme reflejado en esos pozos profundos…

-. Pero… no he besado nunca a nadie… – me recuerda en un suspiro lánguido

¿Sabes lo que estás haciendo, niño??…

Me desvío hacia su boca… sus labios llenos, frutosos… semi abiertos y húmedos… Sin poder resistir más, los toco apenas con los míos… un roce que no alcanza a calificar de beso. Me recorre un escalofrío delicioso por la espalda…  Mika no se mueve… ha cerrado los ojos,,, parece como si hubiera estado esperando ser besado… retrocedo para mirarlo y lo veo avanzar un milímetro hacia mí… Dios!! Si sabe lo que hace… Está pidiendo ser besado y mi voluntad se rompe.

-. Mika…

Abre los ojos para verme justo antes de que nuestros labios se encuentren. Esta vez es un beso de verdad. Sostengo su nuca con una mano y poso la otra en su cuello. Mika se estira hacia mí ofreciéndome su boca y deja escapar un gemido bajito… un sonido de ángel.  Tomo posesión de su boca con cuidado. Estoy consciente de que es su primer beso. Contengo el deseo animal que me azota de querer estrujarlo y devorarlo.  Su sabor es aun más exquisito de lo que imagine… mi lengua lo explora despacio cuando Mika separa sus labios y me permite entrar… él se agita, su cuerpo tiembla lleno de emociones… quiero embriagarme en su sabor… es agua fresca en pleno desierto…

Cortamos el beso cuando me falta el aire… pero no me alejo… no puedo…  respiro sobre su mejilla y bajo por su piel con mi boca abierta… dejando un reguero de besos tiernos a lo largo de la sedosa piel de su cuello… lo estrecho contra mi y me hundo en el espacio de su cuello lleno de satisfacción… Mika me abraza de vuelta… me siento tan bien…

-. Carlos…- Mi nombre pronunciado entre jadeos

-. Querías que te besara

Asiente tímidamente con su cabeza…

-. Si

-. Me diste tu primer beso…  

¿Cuántos de mis amantes me han dado su primer “algo”?? Ninguno… todos tenían experiencia… Mika me ha dado parte de su preciosa inocencia

-. ¿Ha estado muy mal?

¿Qué hago con el brillo en su mirada?.. Con la esperanza y el deseo que puedo leer en él…

-. Perfecto…

Hago lo único que puedo hacer y vuelvo a besarlo… cada vez apasionándome más y queriendo dejarme arrastrar por la excitación que me recorre.

Mika vuelve a gemir… es tan excitante escuchar sus primeros sonidos de placer … tocarlo… mi mano en su cuello siente el latido de su corazón y el movimiento de sus músculos… quiero más… quiero a todo este niño, enterrarme en su cuerpo, desnudarlo, conocerlo entero, aprenderme su piel de memoria, escucharlo suplicar…

Mika se reclina contra la mesa… sus brazos delgados se alzan para atraerme hacia él

-. Estuve soñando con esto…- me dice sonrojado y sonriente. Mika parece emerger de un sueño…

-. ¿Soñaste que te besaba?

-. Desde el momento en que lo conocí…

Intercala besos mientras me habla…

Pienso si debo confesarle que también estoy loco por él desde que lo vi… pero sus labios moviéndose bajo los míos y su pequeña lengua juguetona me distraen y me hacen olvidar cualquier cosa cuerda.  Nos besamos y acariciamos hasta que sus labios están rojos e hinchados… Mika ríe y esta alegre… se aferra a mi sin dejar que me aleje ni medir las consecuencias de su entusiasmo.  En un par de ocasiones mis manos se deslizan por sobre su ropa, en la espalda, llegando más abajo de su cintura… sintiendo apenas la forma de la curva que inicia su culo… mi boca desciende hacia su clavícula… suave piel que se rinde ante mis besos y él me lo permite todo…

-. Estoy loco por ti

Confieso en un momento de debilidad haciendo que sus ojos se iluminen y sonría.

-. Abráceme – pide sofocado…

Es una criatura hambrienta de amor y cariño… lo estrecho con fuerzas por largo rato… lo que siento no puedo compararlo con nada que haya sentido antes… hay mucha excitación.. pero siento algo más que no se definir… siento que es maravilloso y especial tenerlo entre mis brazos.

Largos minutos de besos y caricias…

Cuando finalmente logramos separarnos, volvemos a la escultura y logramos avanzar pero ahora todo es totalmente diferente… lo busco y lo beso a cada rato… tengo hambre de tocarlo… Mika me espera ansioso y devuelve cada una de mis caricias.

La oscuridad fuera de la ventana me hace saber que es muy tarde.  Estoy sentado en la mesa con las piernas abiertas y Mika entre ellas. Ambos estamos mirando la escultura. Su espalda apoyada sobre mi cuerpo y su cabeza en mi hombro. Reclinado sobre mi… tranquilo… confiado…

Le hablo con mis labios pegados a su exquisito cuello

-. Es tarde. Debes irte

Por toda respuesta se reclina más sobre mi y ladea su rostro hasta encontrar mi boca

-. ¿Puedo volver mañana?

-. Si ¿Por qué no habrías de volver?

-. Es que como ya terminó las figuras…

Es cierto. Las figuras están listas pero….

-. No he terminado contigo… – le respondo sonriendo.

Los besos justo antes de separarnos son más largos y necesitados. En solo una tarde Mika ha aprendido sobre besos dulces y tiernos, exigentes, alegres, bruscos y hambrientos…

-. Me alegro – dice antes de irse

-. ¿De qué?

-. De haberle regalado mis primeros besos

Se vuelve desde la puerta y me besa ardientemente… Sus manos me aprietan y su cuerpo se pega al mío moviéndose… como si quisiera pedirme algo. Se lo que es… se llama deseo Mika. Deseo y excitación…

Lo sostengo de los hombros

-. Sueña conmigo esta noche y guárdame muchos besos para mañana – le ordeno

-. Si… muchos besos…

La seguridad de saber que querré sus besos mañana lo hace soltarme.

Cuando Mika se va me siento en silencio a pensar en lo sucedido… un remolino de alegría sube y baja por mi estomago…

Estoy completamente loco y lo sé.  Es un adolescente inexperto y de seguro me voy a meter en toda clase de líos… pero acepto todo lo que venga… lo quiero, con o sin líos… vale cada problema que pueda tener… lo deseo…  lo quiero con todo lo que conlleve.

Él no es como Farid o cualquiera de los otros… Mika es diferente. Estoy riendo al pensarlo… heme aquí deseado intentar algo distinto con él… todos los “nunca” que pensé a lo largo de mi vida quedan destruidos frente a Mika… Con él es diferente…

Los golpes en la puerta me recuerdan que es tarde. Paul quiere entrar pero no lo permito. Nadie fuera de Yanis y Sugar, ni siquiera él que es el dueño, puede ver mis creaciones antes de tiempo.

Nos sentamos en la terraza. Me traen algo de comer…

-. Vi a Mika salir del comedor

Paul esta tanteando terreno. Lo sé por su voz

-. Si. Me ayuda con el trabajo

-. Es el hermano menor de Tanner… ¿lo conoces?

-. Lo he visto

-. Tanner ha sido una gran ayuda con Laurent

-. Si. Eso escuché.

-. Es un buen hombre y se preocupa mucho de su hermano menor

Vaya. Advertencia comprendida.

No me agrada escuchar a Paul advirtiéndome pero me lo aguanto. Supongo que es parte de su trabajo como dueño del local. No hay una política definida sobre las relaciones entre empleados pero todos sabemos los problemas que acarrean. Martín siempre está atento a lo que sucede.

Durante los tres días siguientes, mientras damos los últimos toques a las esculturas, Mika y yo vivimos en un lugar fuera de la realidad, nuestra propia burbuja de felicidad.  Me desconozco… ¿Quién es este tipo que ríe y juega con Mika?… yo nunca juego… no reconozco a este hombre que soy yo y que no quiere llegar más allá de los besos y caricias porque he soñado en  mi mente con un ambiente especial cuando Mika se vuelva completamente mío y lo conozca sin secretos… Quiero regalarle el cielo y las estrellas en ese momento… Quiero que sea el mejor momento de su vida… que pueda disfrutarlo sin prisa…  No sé que me ha hecho este niño pero soy feliz… feliz de verdad. Su hermosura, su ingenuidad, sus besos, su dulzura y ternura… su inocencia es cautivante… me tiene hechizado y a sus pies. Lo adoro más allá de lo que jamás pensé que me podría suceder.

Mika solo sabe lo poco que le he enseñado… no sabe lo que me provoca con la honestidad con que me ofrece sus labios abiertos y expone su piel para que lo bese… Sé que desea más… la forma en que su cuerpo se restriega contra mí, el bulto que se forma en su entrepierna y que lo vuelve loco… lo entiendo todo, pero ya lo he decidido… ardo en deseos de enseñarle pero quiero que sea distinto. Han sido muchos con quienes he tenido sexo. Con Mika quiero hacer el amor. No quiero tomarlo sobre uno de los mesones del comedor, apurados, pegajosos e incómodos. Quiero que sea inolvidable para él y para mi… Estoy soñando con mucho más que una noche o un mes de placer…

Mika me esté comenzando a hacer soñar a largo plazo…

Se termina la semana de trabajo y finalmente llega el día esperado. El aniversario de la Confiserie.

Cuando se va el último cliente de la tarde, Martín cierra las puertas de la Confiserie. Los chicos comienzan el trabajo de desmantelar las vitrinas y poner cortinas oscuras hasta que todo esté listo. Es uno de los pocos días del año en que la Confiserie cierra sus puertas más temprano.

Paul y Laurent nos acompañan. Me da gusto ver que Laurent está en uno de sus días relativamente buenos. Esta casi todo el personal presente y hay ánimo de fiesta. Siempre ha sido privilegio de Yanis, Sugar y mío armar el nuevo decorado. Esta vez le he pedido a Mika que nos acompañe. Me estoy saltando las reglas no escritas pero lo quiero a mi lado aunque no nos tocamos ni dejamos que nadie vea lo que hay entre los dos.  Puedo percibir las miradas sorprendidas de algunos miembros del personal… mi debilidad por Mika está comenzando a ser evidente para todos ellos. No me importa.  Es mi privilegio decidir quién es especial para mi y él es, sin duda, lo mas especial.

Con mucha paciencia e ingenio vamos armando, ensamblando y pegando las figuras. Todo es chocolate. Un paisaje que incluye montañas y un río de chocolate en movimiento… un maravilloso bosque de dulce y, bajo una de las ramas, esta la pareja besándose… las exclamaciones de sorpresa me confirman lo que yo mismo puedo ver. Es un trabajo precioso… solo yo sé que los rasgos de Mika están en los amantes.

Martín y los chicos se encargan del resto de la decoración que anuncia los 72 años de la Confiserie.

Paul observa todo emocionado y lo comparte con Laurent aunque él no está del todo presente y, a ratos, mira a Paul confundido, sin recordar donde se encuentra y que el hombre a su lado es el hombre que ama. Paul igual le habla con amor y lo sostiene con ternura. Él no ha olvidado quien es Laurent. Su dolor tiene una belleza intensa que a todos nos emociona. Tanner está cerca de ellos. Su presencia calma a Laurent y le hace bien.

Varias horas después hemos terminado y estamos satisfechos.  Nuestra vitrina nuevamente será objeto de mucha atención y especial atracción para turistas y locales.  Sé que la televisión vendrá nuevamente. Es un buen trabajo.

-. Todos a cenar

Anuncia Paul abriendo las puertas de la terraza y sosteniendo a Laurent con cariño.

Una cena especial para su personal con algunos invitados especiales como Luka, la pareja de Martín. Esta vez somos los invitados y un staff especialmente contratado nos atiende. Recibo los halagos de mis colegas. Les gusta lo que hemos hecho. Le he pedido a Mika que se siente a mi lado. Descubro a Tanner mirándome con cara de pocos amigos… pero la felicidad en el hermoso rostro de mi precioso ángel es más que suficiente para que nada pueda empañar mi alegría.

La cena muy pronto se vuelve desorden y risas… el ánimo se aligera y estamos contentos.

Los fuertes golpes en la puerta de ingreso nos sorprenden a todos.

Martin, acompañado de un par de meseros, van a ver de qué se trata el escándalo.

Cuando abren la puerta casi me atraganto…

Farid está sonriente, vestido de etiqueta y luciendo un bronceado que resalta sus ojos y su pelo rubio. Las miradas se dirigen a mí y luego a él… los murmullos de admiración se dejan escuchar rápidamente… Farid es conocido y muy atractivo y se ha venido a meter en medio de un montón de hombres que sueñan con alguien como él…

-. Lo siento… lamento interrumpir pero acabo de volver a la ciudad y no podía esperar

Su sonrisa y desplante mientras se acerca a mi los cautiva a todos… Farid camina con mucho estilo y es todo sonrisas Se sabe atractivo y el centro de atención.

-. Hola…

Se cuelga de mi cuello y me besa la boca antes de que pueda reaccionar. Chiflidos y gritos saludan su gesto

– Te extrañé – me dice muy cerca

-. ¿Qué haces aquí? – pregunto en su oído

Si, exacto! ¿Qué demonios hace metido aquí??!! Cómo se atreve??!! Estoy muy molesto… aun impactado por su audacia.

-. Te has disculpado todos los días… no me llamas… quería verte en cuanto llegara, así es que aquí estoy

Sonríe triunfante. Luego se gira hacia mis colegas y pregunta en voz alta

– ¿Puedo acompañarlos?

Ni que hablar de la respuesta… Farid los deslumbra con su personalidad y atractivo. Todos se mueven para dejarle espacio en la mesa.

Farid está ocupando el asiento a mi lado. Busco a Mika y lo encuentro un poco más allá. Esta cabizbajo y silencioso. No me mira… no mira a nadie.

-. Estuve filmando un comercial en la playa para una marca de…

Farid comienza a hablar para todos y a contar sus aventuras. En dos segundos se ha convertido en el centro de atención…  me busca constantemente y se asegura de marcar su propiedad… su mano sobre la mía, una caricia en mi pelo, un beso rápido, sonrisas… No espera a que le responda y sigue hablando…

Estoy comenzando a desesperar… No lo quiero aquí…  Esta ha sido una fea jugarreta de Farid. Me llamó avisándome que volvía a la ciudad y yo respondí que  hablaríamos después pues hoy estaba ocupado con la vitrina y cena en la Confiserie. No esperaba verlo… y cuando lo hiciera, iba a ser para dar por terminada nuestra relación.

Me ha acorralado y la situación empeora cada segundo que pasa.

Me pregunto que estará pensando Mika y me duele adivinarlo…  No quiero causarle pena… no.

Farid sigue tocándome aunque rehúyo su contacto.

Mika sigue cabizbajo, sin comer ni participar de la celebración.

Ladeo mi cabeza para buscar sus ojos pero no me responde… se está mordiendo el labio inferior y parece como si fuera a romper en llanto en cualquier momento. Mantengo mi vista sobre Mika… quiero… necesito ver sus ojos.    Lento… muy lento, Mika siente mi mirada y sin levantar su cabeza, me mira de reojo… tan solo una milésima de segundo… alcanzo a ver sus ojos anegados de lágrimas… se pone de pie sin hacer ruido y se va de la mesa rumbo al pasillo posterior… se aleja de mi…

NO

Olvidándome de Farid y de todos, me paro para seguirlo. Cruzo la puerta que el mismo cruzó y camino rápido sin mirar atrás.

-. Mika! – lo llamo cuando estoy seguro de que nadie más que él va a escucharme – Mika!!! – vuelvo a llamar

-. Yo me encargo de mi hermano, señor

La voz de Tanner detrás de mí es abiertamente hostil. Su mirada dura y su actitud desafiante

-. Quiero hablar con Mika – respondo

-. Será mejor que no, señor

Pasa por delante y se detiene para hablarme mirando directamente a los ojos. Hay algo en él. Algo que es peligroso y fuerte. Puedo sentirlo como si fuera una descarga eléctrica.

Mika es muy joven y no sabe lo que hace. No conoce del mundo ni las personas

-. Ya lo sé. Pero…

-. Si mi hermano lo ha molestado señor, tal vez será mejor que no vuelva más por aquí.

¿Qué??!! No.. NO!.. ¿De dónde saca eso?!! ni siquiera sé dónde vive ni como ubicarlo…  la idea de que Mika desaparezca me altera profundamente.. no se atrevería… ¿o si?

-. Nadie me ha molestado…

– Su novio lo espera en la mesa 

Los ojos oscuros de Tanner son piedras gélidas… su altura y musculatura parecen endurecerse y volverse agresivas…  irradia algo que me mantiene a raya…

-. Yo me encargo de mi hermano, señor

Retrocedo un paso…  Tanner me ha dejado claro su mensaje.  El sabe que Mika no me ha molestado. Mantiene sus ojos sobre mi hasta que tengo que moverme…  Con el impacto y la contrariedad reflejados en el rostro me vuelvo hacia la mesa… Farid me recibe estirando su mano… me enoja su contacto y se lo hago notar.  Solo puedo pensar en que quiero ver a Mika y en el duro mensaje de Tanner.

Después de una hora mirando fijamente la puerta y esperando, me doy cuenta que ellos se han marchado por la salida posterior.

Farid se despide con besos de todos cuando nos retiramos. Ya en el auto solo habla de lo simpáticos que son mis compañeros y lo hermoso de la vitrina. Quizás bebió una copa de más.

-. ¿Para dónde vamos? – pregunta al ver que he tomado rumbo a su departamento

-. Voy a dejarte a tu departamento

-. No quiero!!! Llévame a tu casa

-. Farid, estoy cansado. Es tarde y…

-. Excusas, excusas!!! – su mano súbitamente en mi entrepierna…

-. No me gustó que fueras a la Confiserie

Trato de retirar su mano pero se resiste

-. Pero quería verte, papi… te eché tanto de menos

Suspiro cansado… Farid nunca va a entender que no me gusta ser llamado así y que odio se imponga. Es caprichoso y manipulador. Solo le interesan sus deseos. Es hora de terminar con él. Lo miro de reojo… se abalanza sobre mi y besa mi cuello…

-. Te deseo, papi. Han sido muchos días

No puedo evitar que su contacto me encienda… su mano en mi polla me hace reaccionar…  maldición!!!… Sexo de despedida?… demonios!!… tantos días quedándome con las ganas de Mika. Solo pensar en el chico hace que me empiece a excitar y mi miembro se endurezca. Farid continúa acariciándome… Viro en la siguiente cuadra camino de mi casa. Farid sonríe. Solo será sexo y adiós.

El encuentro es brutal por parte de ambos. Mi forma de tomarlo es casi violenta… se mezclan los deseos contenidos, el largo tiempo de espera, la molestia por verlo aparecer en la Confiserie, cansancio… y el hecho de saber que nunca más volveré a tocarlo.

Farid no se queja… le encanta la brutalidad y gime cuando arremeto con fuerzas contra su culo abierto. Cierro los ojos y a mi mente vienen imágenes de un cielo azul intenso y un mar turquesa… los ojos de Mika, las formas de su cuerpo… la dulzura de su boca

Tanner no va a cumplir su amenaza.  No puede

Mañana si volverán a trabajar… tienen que volver. Necesitan el dinero para vivir. Lo sé.

-. AAAhhh.. papi.. papi…

Los gemidos de Farid me vuelven a la realidad.  El orgasmo lo deja agotado. Lo sigo embistiendo… hay molestia por la incertidumbre de saber si estarán en el trabajo mañana…

Es un orgasmo diferente… placentero pero frío… vacío…

Farid se duerme de inmediato.  Yo me quedo mirando el techo… ¿Qué habrá pensado Mika?.. Debí esperarlo y aclararle… pero… ¿Qué le voy a aclarar?.. ¿Qué es lo que quiero?….

 

A la mañana siguiente, Farid me mira enloquecido cuando le digo que lo nuestro ha terminado y que no deseo volver a verlo

-. Es por lo de anoche?! Ya no volveré a ir a tu trabajo!! Lo prometo

-. No, Farid. No es por eso

-. Pero sé que te molestó

Y si lo sabías, ¿por qué lo hiciste???

-. No es solo eso

-. ¿Es por ese chico de anoche?

-. No, Farid…

-. ¿Crees que no vi cuando saliste corriendo detrás de él? ¿Esa perra se te ofreció??

-. No lo llames así. No tiene nada que ver.  Tu y yo ya no…

-. Te amo, papi

-. No. No me amas. Solo crees amarme y deja de llamarme papi!!!

-. Yo sé lo que siento!!! Te amo… no podemos terminar. Todos dicen que se te nota que me quieres. Nunca has durado tanto con nadie…  Mis amigos dicen que…

-.  No se trata de tus amigos

-. Si, pero… yo necesito estar contigo… anoche fue…

-. Farid,  mírate. Eres bello y famoso. Puedes tener a quien quieras… no me necesitas

-. Pero te amo a ti

Ni siquiera sus lágrimas son capaces de conmoverme… no me las creo.

-. Lo siento. Hemos terminado

Odio este tipo de dramas

-. Si me dejas voy a matarme!! – me grita en medio de llanto histérico

-. No lo vas a hacer. No me amenaces con tonteras

Esto raya en lo ridículo

Los “te amo” y  “no me dejes” se repiten por mucho rato. Finalmente logro convencerlo de abandonar conmigo la casa cuando prometo que lo llamaré más tarde.

-. Yo sé que tú sientes algo por mi – me dice al despedirnos – no tengas miedo de amarme. Yo también te amo

Deseo… lujuria… eso fue lo que sentí… atracción por tu hermosura… pero nada más

-. Adiós – respondo fríamente

-. No!! Dijiste que me llamarías 

Se cuelga de mi nuevamente con miedo en la voz.

-Sí. Lo haré. Te llamaré

Desconfiando, me suelta, por fin. Estoy ansioso de llegar a la Confiserie.

Ya es tarde cuando entro. Me dirijo directamente al mesón de los helados, dónde debería estar Mika…

No está.

Giro alrededor buscándolo entre la gente… avanzo por todos lados… No hay rastro de Mika ni de Tanner.  Cruzo la puerta de la cocina con una remota esperanza…

Yanis se dirige a mi de prisa

-. Señor, Don Paul quiere verlo

-. ¿Paul?

– Lo espera en su casa – señala el piso superior – dijo que subiera en cuanto llegara

-. Si. Voy… Yanis, ¿Has visto a Mika?

-. No vino hoy

Preocupado y tratando de ordenar mis pensamientos subo al departamento de Paul. Toco el timbre sin poder dejar de pensar en Mika y en la amenaza de su hermano

-. Adelante. Te estaba esperando

Al entrar al departamento me sorprende ver a Tanner de pie en la sala. Casi podría asegurar que me estaba esperando. Su mirada es fría y me recorre de arriba abajo. Me saluda con un gesto de su cabeza, sin rastros de amabilidad. Se despide de Paul y se va antes de que pueda detenerlo y preguntarle.

-. ¿Qué hacía aquí?¿Por qué no vino Mika a trabajar?!!

El gesto de Paul me indica que sabe todas las respuestas y me las dirá con calma.  Su mano en mi hombro, me empuja suavemente y me obliga a tomar asiento

Paul sirve un café, croissants frescos mientras yo desespero porque comience a hablar

-. Tanner vino a despedirse

Siento como si al energía de los últimos días se hubiera desprendido de mi cuerpo y se elevara hacia la nada… un vacío en el centro del pecho… no se van a ir… ¿Por qué?… ¿Cuáles el gran pecado de querer estar con Mika?… ¿es algo tan malo?  ¿Qué tiene Tanner en contra mía?  Yo no quiero dañar a Mika..

-. No pueden irse!! Tú sabes lo mucho que les ha costado encontrar un trabajo.. Tienes que retenerlo!! Paul!! Haz algo!!!

Paul tiene mucha experiencia en la vida en general. Conoce bien la naturaleza humana y es capaz de ver miedo en mi reacción.  Con calma, se echa hacia atrás en su sillón y bebe un poco de café

-. ¿Sabes porque se van?

Me taladra con la mirada

Soy yo el que se demora unos segundos en responder…

-. Me gusta el chico… ¿es tan malo eso?

Por qué engañar a Paul… no tiene sentido. Paul rara vez juzga y esto no es un gran pecado

-. Para Tanner, si. Lo es.

-. Pero no hemos hecho nada!!

-. El chico… Carlos… – Paul suspira sintiéndose agobiado –  ¿cómo comienzo a explicarte su historia?… ¿sabes de donde vienen y la vida que han tenido?

-. Algo.. Mika me contó un poco…

-. Entonces, para que puedas entenderlo bien, voy a contártelo todo.

Paul devela ante mí la dura realidad de la vida de Tanner y Mika. Escucho en silencio que de a poco se convierte en asombro e indignación a medida que Paul me cuenta los detalles de las injusticias y dolores. Mi entrecejo se arruga al escucharlo… es dificil creer todo lo que han tenido que pasar siendo tan jóvenes.  No es justo lo que ha sufrido Tanner ni la parte que le ha tocado a Mika. La tristeza me invade junto al deseo de justicia.

Paul termina el relato con la muerte de su madre y la promesa que le hizo Tanner a ella. Va a cuidar a Mika como perro mañoso hasta que el chico tenga estudios, sea profesional, independiente y no necesite de nadie para sobrevivir.

-. Tanner está dispuesto a sacrificar lo que sea para cumplir con esa promesa y no permitirá que nadie interfiera – Paul termina el relato. Se queda en silencio dándome tiempo para pensar.

-. ¿Y yo estoy interfiriendo?

-. Si. Estas alejando a Mika de sus objetivos

-. Pero… si apenas le he dado un par de besos!! Te lo aseguro Paul!! Tanner ha malinterpretado… no entiende que…

Paul  levanta su mano para hacerme callar. Conozco sus gestos y guardo silencio… aunque tengo mucho que decir

-. Eres tu quien no está entendiendo, Carlos

Me duele escuchar a Paul defendiendo a Tanner. Somos amigos desde hace al menos 10 años y nos tenemos mucho cariño… ¿por qué no me apoya? Él sabe que yo no soy una mala persona.

-. ¿Qué es lo que no entiendo?

-. El chico viene de la selva amazónica. Si sabe leer, hablar, sumar y restar es gracias a una pequeña escuela rural y a la perseverancia de una maestra sacrificada.  Lograr su educación y prepararlo para una vida profesional va a significar mucho tiempo y esfuerzo. ¿No te has dado cuenta de su ignorancia respecto del mundo real?

¿Ignorancia?.. no, no es eso. Es una maravillosa inocencia que no quiero que nadie corrompa… ¿Qué les pasa?.. ¿Acaso no ven lo que Mika es?

-. Tanner está dispuesto a sacrificar todo su tiempo y esfuerzo para sacar adelante a su hermano, pero necesita de su cooperación. Tú no puedes interferir y distraerlo. Hacerle creer que puede enamorarse de ti y luego dejarlo botado dentro de unos meses. ¿Sabes cómo afectaría eso a Mika?

-. Pero yo no pienso…

-. ¿No piensas que, Carlos? – Paul me interrumpe duramente – ¿No piensas dejarlo? ¿Va a ser tu novio? ¿Vas a llevarlo en tu elegante auto a los clubes y restaurants de moda? ¿Vas a pasearte con él por la ciudad y lucirlo como tu conquista? ¿Vas a vestirlo con ropas elegantes para admirarlo?

-. Yo estaba pensando en…

-. ¿Y qué va a pasar cuando tus amigos se den cuenta de lo ignorante que es?.. ¿o cuando el no entienda nada de lo que sucede a su alrededor? ¿Qué va a pasar cuando el chico no sepa cómo comportarse frente a tus amistades o frente a ti mismo? ¿Cuándo te avergüences con sus modales o acciones? ¿Cuándo te canses de educarlo?

-. Paul! Por Dios, estas exagerando!!!

Dios!!! no lo creo. Le estoy gritando a  Paul. Depongo de inmediato mi actitud irrespetuosa… El no se merece eso

-. No exagero en lo más mínimo, Carlos. El chico debe estudiar mucho y prepararse para ser alguien. Tanner sobrevivió un infierno y no va a permitir que a su hermano le pase lo mismo.

-. Yo puedo ayudarle… – esta vez le hablo en forma normal

-. ¿Ah sí?¿y cómo quieres hacerlo? El dinero no basta. ¿Vas a llevarlo a clases y a enseñarle por las noches? ¿Harás los deberes con él y cocinaras para que él pueda estudiar? ¿Te preocuparas de su ropa y sus cosas?… ¿cómo crees que será su vida? … estudiara y trabajará. No tendrá tiempo para estar contigo ni mucho menos para acompañarte en tu glamorosa vida nocturna.

¿Un estudiante?.. ¿cuidar de un estudiante?…  trabajará y estudiará…

De pronto me he quedado mudo…

-. ¿Vas a quedarte en casa con él?.. ¿olvidarte de los desfiles, las cenas y televisión?.. ¿Dejarás tu agitada vida social y nocturna por un chico de 18 años que apenas sabe del mundo?

Miro a Paul con dolor… impactado…  mudo.

-. Piénsalo, Carlos ¿qué será de él cuando te aburra y lo dejes? Lo habrás corrompido.  Será un chico destruido… su inocencia es preciosa y es deber de Tanner protegerlo y enseñarle en forma sana y eficaz… hacer de Mika un hombre que pueda surgir…

Me reclino en el sillón… no me queda ni un gramo de energía… la realidad que Paul me plantea me ha dejado exhausto…

-. Yo… no sé qué decir… Mika es especial.

-. Todos tus acompañantes son especiales por unas semanas… pero ninguno de ellos tiene los problemas de vida que Tanner y su hermano tienen. Se trata de sobrevivencia, de necesidades básicas, no hay lujos ni extravagancias. Ellos viven al día, Carlos.

Tras un minuto de silencio, Paul continúa pero su voz suena más calmada… dolida… triste.

– ¿Acaso sabes dónde estuvieron viviendo desde que llegaron a nuestro país?

-. No…

¿Por qué no pregunté? ¿por qué no averigüé todo sobre la vida de Mika?.. solo me concentré en lo que egoístamente me importaba…

-. Llegaron sin saber nada de nada. El dinero que les dio su madrina se les acabó en poco tiempo y no pudieron conseguir trabajo. Nadie quería contratarlos a ambos. Dormían clandestinamente en las iglesias y cuando los echaban, dormían en las plazas o en la calle, sobre cartones o en el pavimento.  Sus pertenencias en este mundo les caben en una mochila roñosa. ¿Te dijo Mika cómo llegaron hasta la Confiserie?

-. No. Tampoco – respondo rojo de la vergüenza.

Me siento muy mal por no saber nada de lo más importante. Imaginarme a Tanner y Mika durmiendo en las calles… ah, duele…

-. Escuché ruidos por la ventana en la madrugada. Tanner estaba hurgando en los tarros de basura buscando comida… aquí mismo en el callejón

Paul se ha emocionado recordando el día que los encontró. Su emoción me traspasa… puedo intentar imaginar la cruel realidad de los hermanos… me afecta… yo… no tengo palabras para responder.

-. Estaban enfermos de hambre y miseria… no había visto nunca una mirada de súplica como la de Tanner aquella noche. No tuve corazón para echarlos y contra toda lógica los dejé dormir en el cuarto de atrás del restaurant. Hubieras visto la mirada agradecida de ambos… Mika parecía un animalito asustado y Tanner lo cuidaba con ferocidad… pero ante mi se relajó… confió de inmediato en mi. No sé porque pero lo agradezco.

-. Yo… no… sabía…

 -. Tienen una buena oportunidad conmigo. No van a encontrar otro lugar donde les permitan trabajar con un horario tan poco convencional. Tanner gana dinero extra ayudándome con Laurent… se logra comunicar con él de una manera especial, lo calma… le hace bien ¿sabías eso? Tanner tiene habilidades que lo hacen único.

Esta vez respondo que no moviendo la cabeza… la vergüenza de no saber nada importante de la vida de Mika me está doliendo en el corazón. Solo vi un chico precioso…

-. Tanner ahorra cada centavo. Viven en una pieza que arriendan en un barrio muy pobre. No creerías su realidad, Carlos. Para ellos la lucha es comer cada día, tener agua para bañarse, dormir en una cama… contar con un techo sobre sus cabezas y un trabajo que les permita estabilidad.  Yo estoy dispuesto a ayudarlos y este es un lugar perfecto para ello. El ser homosexual ya hace su vida muy difícil

Y yo estoy echando todo a perder… les estoy robando el futuro y la existencia…

No queda nada del ánimo y la urgencia que traía de ver a Mika hace un rato…  me siento confundido… como si fuera el villano de la historia…

-. Se van a ir, Carlos. Lo llevará tan lejos de ti como pueda y con ello se dificultarán mucho sus esperanzas de surgir

Ahora me es imposible tragar el maldito nudo que me atraganta… no sé cuándo fue la última vez que tuve ganas de llorar. Aunque quiero hablar no puedo

-. Mika es una responsabilidad que implicaría cambiar toda tu vida. El chico carece de afecto y se pegaría a ti como un perrito faldero…  se volvería dependiente de ti ¿entiendes eso? ¿Puedes ver ahora como vas a afectar su vida?

Luego de un momento de silencio, Paul se ha puesto de pie y se acerca a poner su mano sobre mi hombro

-. Piénsalo bien, Carlos. Le dije a Tanner que hablaría contigo antes de que se fueran. Accedió a quedarse solo si le prometes alejarte para siempre de su hermano menor.

Ahora no es solo falta de energía. Miro a Paul sin creer lo que está pasando… desolado… Es un peso enorme que me aplasta y me impide levantarme… mis ojos se han quedado clavados en la taza de café… no me alcanzan las fuerzas para llevármela a la boca… Paul entiende que me ha golpeado duro… necesario y fatal.

-. Te dejaré solo un momento. Voy a ver a Laurent

Si vuelvo a tocar a Mika, Tanner se lo llevará para siempre…

Las lágrimas cayendo de mis ojos me sorprenden…  me niego a aceptar esta situación…  rabia… rebeldía… es una estupidez!!!…

Yo tengo dinero suficiente, puedo ayudarles a salir adelante…

Si… puedo, no?…

Me reclino en el sillón buscando una posición más cómoda… no la encuentro. Lo incómodo lo llevo por debajo de la piel… es el dolor que me está causando todo esto… suspiro tras suspiro me pongo de pie y camino hacia uno de los ventanales… me falta el aire y me sobra ansiedad… frente a mi la ciudad se despliega hermosa y limpia, la vista del río es perfecta…

Mika es perfecto…

No. No lo es según Paul y Tanner.

La inocencia que me fascina es una mezcla de ignorancia y falta de educación…  su curiosidad es eso… Debe aprender mucho para salir adelante… crecer, aprender a volverse independiente… Tanner tiene razón en lo que hace… protegerlo… y educarlo.. y…

¿La selva?…

¿durmiendo sobre cartones?

¿Buscando comida en un basurero?…

Aaahh por Dios!!!   las imágenes no caben en mi mente… imaginar a Mika durmiendo encogido en la calle…me duele…  yo podría…

¿Por qué no puede aprender a mi lado? ¿Por qué no???!!

Las palabras de Paul resuenan en mi cabeza… y la respuesta está en ellas…

Porque significaría cambiar toda mi vida… dejar el glamour de lado, las fiestas, los viajes, disponer de mi tiempo para dárselo todo a él… para concentrarme en estudios, horarios y todo lo que implica hacerse cargo de un adolescente que apenas conoce el mundo…  enseñarle lo necesario.. y abandonar mi vida tal como es ahora…

¿Puedo hacerlo?

Siento un dolor físico inexplicable en casi todo el cuerpo…  me cruzo de brazos en actitud defensiva y aprieto los puños hasta que duelen…

Todo está en contra…

Incluso  Paul desea que Tanner lo siga ayudando con Laurent… claro… eso es bueno… Laurent responde…

¿Qué hago?… Dios!!!! ¿Qué hago pensando seriamente la posibilidad de luchar por Mika?…

Yo… no… yo no me enamoro de nadie… nunca.

Recuerdo a los chicos anteriores con quienes he estado… la ilusión dura un par de semanas y luego todo se rompe…

Seguramente sería igual con Mika…  es una tontería creer que podría ser diferente…

Paul tiene razón… los amores nunca me duran mucho tiempo…  el historial de mi vida le da la razón…

Me repito en la mente todas las frases que me dijo Paul e invento algunas nuevas para justificar lo que debo hacer…

Mika piensa que yo soy demasiado mayor para él… ni siquiera ha tenido sexo!!!…  me río con dolor… sacudo la cabeza… niego… todo al mismo tiempo… es un niño virgen…

No puedo imaginarme como ha sido la vida de Mika y Tanner… tan, pero tan distinta a mi vida…

Camino de lado a lado de la habitación… como si estuviera buscando algo…  quiero gritar…  me ahogo en mi propios pensamientos

Creo que en mi mente he entendido… he tomado una decisión pero no quiero aceptarla…

Solo lo conozco desde hace unas semanas…

Seguramente el entusiasmo se me va a quitar muy luego… siempre ha sido así

No soy un chico… soy un hombre adulto, responsable,  y no puedo destruirle la vida ilusionándolo y haciéndole creer que lo amaré para siempre…

No hay garantía de que el amor me dure… ¿amor? ni siquiera lo conozco bien… ¿cómo puedo amarlo?…

No debo alejar a Tanner de Laurent y Paul…

Vuelvo a mirar por la ventana… todo sigue allí mismo pero ya no me parece hermoso… me sofoca.

Paul vuelve a la sala…

Respiro agitado… las palabras patinan en el fondo de mi lengua… se niegan a salir… Paul me sigue mirando… de pronto le lanzo la frase con rabia y sin mirarlo…

-. Dile que se queden. No volveré a hablarle

-. No es un juego, Carlos

-. Lo tengo malditamente claro… – respondo entre dientes antes de salir de prisa del departamento, sin despedirme.

Hoy me olvido de la cocina…  Martín intenta hablarme cuando paso como un huracán entre medio de todos para dirigirme a la salida…  No respondo a sus palabras.  Sugar y Yanis pueden hacerse cargo por hoy. Que se vayan todos al infierno!

El rugido del motor de mi vehículo expresa los gritos que tengo atravesados en la garganta…  no sé a dónde me dirijo. Solo quiero alejarme de La Confiserie y de todos.

Luego de deambular sin rumbo por más de una hora, me detengo en cualquier calle…  la rabia escapa y deja paso a un hondo sentimiento de vacío y soledad… de fragmentos rotos de las ilusiones que había comenzado a forjar… de la imagen de Mika que estaba empezando a atesorar en mi mente…  del ángel rubio que me estaba robando el corazón.

Poco a poco comienzo a calmarme.

No fue nada, me repito.  Unos cuantos días… Solo una  escultura de chocolate y una ilusión con un niño bonito… solo eso.

Debo retomar mi vida… la de siempre.  Estoy demasiado viejo para cuidar de un adolescente en la escuela… me gusta mi vida de glamour y fiestas… eso es!! Necesito volver a conectarme con lo que me gusta… olvidar este mal trago amargo… rodearme de gente y amigos y ruido y música…

-. Hola Farid – mi voz a través del teléfono no refleja las ganas que tengo de echarme a llorar – ¿Vamos a almorzar a la playa?

-. Papi!! Me encantaría!!! – la de él si tiene un claro tinte de sorpresa y alivio.

Un almuerzo en un buen restaurant de la playa, vestido de manera adecuada, amigos, música… conversación divertida… Si, eso es lo que necesito para retomar mi cauce normal.  Paul me entenderá y disculpará mi ausencia.

Conduzco de prisa a mi departamento. Me cambio ropa y paso por Farid. Subo la música del auto camino de la costa… que no me permita pensar ni sentir… lejos… bien lejos de todos.

Ya mañana regresaré a trabajar. Renovado. Libre de tentaciones y de esperanzas. Puedo hacerlo. Nada grave ha sucedido. Solo fueron ilusiones ingenuas que alcancé a considerar reales… Nada más que estúpidas ilusiones.

11 comentarios en “Carlos, el Chef.

  1. Hola!
    Me gusto mucho el capítulo. La inocencia de Mika es una delicia de leer. Carlos es tipico joven-adulto y eso se entiende. Mika lo cautivó por su belleza y por ser de alguna manera diferente a sus antiguos novios. Me sorprendió la decisión de Carlos pensé que eligiría a Mika, porque claramente no es solo un simple capricho, pero Mika necesita educarse y aprender y es cierto que Carlos sería una distracción.
    ¿Habra una segunda parte del capitulo?

    • Hola!!!
      Gracias!. A mi me gustó mucho escribirlo. Podía ver a Carlos y a Mika con exquisita claridad y sus emociones eran tan trasparentes y reales… fue muy bonito aunque el final no haya sido el que esperábamos. Después de todo, Carlos necesita tiempo… necesita aterrizar sus sentimientos.. necesita.. bueno.. muchas cosas.
      Segunda parte como tal, no hay, pero si habrá una continuación de lo que sucede con Mika y también con Carlos. Mika tiene su propio capítulo más adelante.

      Gracias!! Me alegran mucho tus comentarios. Besos. <3 Nani.

  2. Llore, llore poco pero con mucha pena, se que dijiste que no habría segunda parte pero espero que las cosas cambien, y espero leer otro capitulo muy pronto, eres una gran escritora y desearía poder tener un libro tuyo!

    Paula

    • Hola Paula!!
      Gracias. Me siento muy honrada por lo que dices. Espero publicar un libro algún día con historias nuevas pero no tengo planes concretos por ahora. Soy feliz haciendo lo que hago y recibiendo el cariño de quienes me leen.
      A mi también me dio pena la historia pero me gustó tanto escribirla… son personajes hermosos y pudo “verlos” tan claramente en mi mente. No hay una “segunda parte” específica de Carlos pero si hay una continuación de la historia a través de información que iremos leyendo en los capítulos siguientes sobre nuevos personajes. Si hay, más adelante, un capítulo especial sobre Mika para saber como va su vida. Estas historias son todo un desafío para mi; contar una nueva historia y “salpicarlas” con información sobre los personajes cuyas vidas ya he contado, como por ejemplo, saber que Luka ya consiguió trabajo, o la forma en que Tanner llegó a la Confiserie. Se me vuelve cada vez más complicado pero acepto el reto!!!
      El próximo capítulo dentro de unas semanas. No tengo fecha exacta, pero como siempre, será lo antes posible.
      Mil gracias!!
      Saludos cariñosos,
      Nani.

  3. Qué bella historia!! 😔 que pena que al final no terminen juntos. He leído los comentarios de arriba y tus respuestas y me da a entender que si bien habrá un historia de Mika, no será al final una junto a Carlos como pareja, ¿verdad? Me hubiera gustado que luego de que ese tiempo que necesita y cosas que le falta aún no sean un obstáculo para que en el futuro una vez lo tenga puedan volver a estar juntos. Gracias por la historia. Pd. Me alegra que ahora Tanner pueda ayudar a Laurent, me dio muchísima pena e incluso lloré al leer el final del capítulo que dedicaste a esa pareja en realidad me hiciste cuestionar muchas cosas sobre cómo es la vida de aquellos que padecen esa enfermedad y sobre todo de todo lo que tienen que vivir sus seres queridos, al menos algo de alivio tiene ahora con Tanner al lado. 💕💕❤️❤️. Un abrazo.

    • Hola Ana! En verdad fue una pena lo que paso con Carlos… pero todo fue demasiado rápido y repentino. Creo que se asustó mucho y no se sintió capaz.
      Si habrá un capitulo especial sobre Mika y sabremos que ha pasado con él. Es un chico tan dulce y exquisito. El esta lleno de bondad y dulzura y merece encontrar alguien que lo ame completamente, que se la juegue por él por completo, no crees?
      Respecto de Laurent… Tanner es una valiosa ayuda y lo hace sentir mejor, lo ayuda mucho. Estoy pensando seriamente en hacer un capítulo dedicado exclusivamente a contar un poco más sobre lo que ha pasado con cada uno de los personajes que ya hemos conocido.. como es la vida de Martín y Luka y como se adaptan a su relación tan especial, Laurent y la forma en que afecta a Paul y la ayuda de Tanner, Ricardo den la universidad y el trabajo… hay tanto que contar… cada vez me gusta más esa idea.
      Me alegra mucho que me cuenten que la historia de Paul y Laurent te hizo pensar un poco sobre lo que significa esa enfermedad en la vida de las personas. Yo sé que mis historias no estan diseñadas para dejar enseñanzas ni ser una lectura profunda, pero me alegra mucho saber que pude aportar con un granito de arena a tomar consciencia de como la vida puede cambiarnos de un minuto a otro y de las dolorosas dificultades que la demencia senil tiene para una familia.
      Gracias Ana!!! Saludos cariñosos <3 Nani.

  4. Sabes? Es muy refrescante leer éste tipo de historias, complicado pero refrescante jijiji
    Aún sigo con ganas de algo más concluyente con sobre Ricardo, Tanner y ahora Carlos… Pero, en fin, eres tú y creo que has demostrado que tus historias no son tan predecibles jijiji

    Por cierto… Ricardo! Snif snif (ToT)

    • Hola!. Gracias. Me alegra mucho que te gusten estas historias. A mi cada vez me gusta más escribirlas aunque debo confesarte que me está pasando lo mismo que a ti.. quiero saber más de lo que ha pasado con cada uno de ellos, así es que estoy buscando la forma de no interrumpir cada capítulo pero contar mas sobre las historias que ya han pasado. Tranquila. Te aseguro que sabremos mas sobre cada uno de ellos. Ricardo está entusiasmadisimo estudiando, le gusta lo que hace y ha ido adquiriendo seguridad muy lentamente. Pronto te contaré más.<3
      Gracias!!!
      Nani.

  5. Hola Nanita!!

    Qué puedo decir que no sepas ya…? El capitulo estuvo increíble.
    Que va, increíble es poco… fue Fantástico!!

    Aunque confieso que me diste un buen susto.
    Por primera vez sentí que leía un romance apresurado escrito por ti y si que fue un gran sorpresa. Incluso tuve mis dudas al respecto, pero lo que me encanta de tu estilo es que con maestría sabes juegar con nuestras mentes y sentimientos jajajajajajajaja.

    Cuando leí sobre Carlos y después este menciona a Mika me quedé de a tres y mis alarmas internas se encendieron. Decían: “aquí va a haber tragedia” en luces rojas y destellantes. Lo del Chefsito me pareció capricho. Mientras leía sobre sus pensamientos con respecto a Mika, me enojaba.

    Mika ha pasado por tanto, que no digo que no se merezca a Carlos o viceversa. Aunque Carlos tienen un pesado demasiado enlodado contra el claramente limpio y recién pulidito de Mika. Pero definitivamente si, un relación lenta. Tiempo para conocerse y esas cosas.
    La intervención de Tanner me gusto, no hay que olvidar que él ve eso de las luces alrededor de las personas, quizá la de carlos no era tan buena.
    Me sorprendió lo rápido que Mika cedió ante el Chefsito. Hice rabietas con el hecho de que unos cuantos besos hayan bastado para después tenerlo así de encandilado Comprendo, Mika esta carente de afecto, Carlos era el primer hombre que lo miraba y trataba de esa manera, sin mencionar que fue el primero en besarlo.Y conmigo Carlos ganó puntos al ser amable y tierno con Mika. Pero nooooo, simplemente no terminaba de gustarme. Quizá si hubiera intentado ganarse a Tanner o que se yo jajajajaja.

    Farid es un personaje adorable, muy metido en el suyo y consiente de si mismo y de lo que desea, aunque su intervención hace llorar a Mika, de cierta forma le estoy agradecida. Admito que me entristece que al final hayas decidido ponerlo solo como una caja vacia con forro elegante y odie que al final, feliz de la vida acepte ir a comer con Carlos…

    CARLOS… los puntos que se gano siendo amable con Mika los perdió con lo del final… estaba que me deshacía por leer que iba a renunciar. con todo el prestigio que se carga no le hubiera sido dificil colocarse en otro lado. Pero solo decir que no iba a volver a hablarle a Mika ni se le iba a acercar… Ok, se que puedo hacerlo, pero se van a ver todos los días, me parecio muy infantil de su parte quedarse. Porque vamos, tarde que temprano algo va pasar. Y despues, que poco le duro el gusto… ni siquiera lo intento, se rindio desde mucho antes que jugarsela por Mika, ahi reafirme que solo era un capricho de su parte.
    Espero que Mika pase de pagina pronto, porque mira que Carlos volvio con lo comodo, le hubera apludido si tan solo quedaba a comer con otro… uno nuevo, y no con lo que ya tenia facil.

    Nanita es increible lo que estas haciendo… Primer capitulo sin un lemon como tal, como que todo muy por encima, pero te centraste en lo que realmente importa y el resultado es conmovedor y te deja con ansias de más.
    Lo amé – pese a los corajes que hice – de principio a fin. Les deseo bien a los tres, tambien me gustaria que Farid sea feliz. y pues, me quito el sombrero frente a USTED porque sus personajes son criminalmente adorables.
    Hasta el siguiente Nanita.

    • POR LA XUXA QUE ESCRIBES COMENTARIOS BONITOS MUJER!!!!! jajajajaaaaa. Gracias <3 <3 <3
      Tienes razón en todo lo que dices y el mismo análisis lo hice yo antes de escribir esta historia. Lo siento pero Farid ES un pendejo bonito sin mucho cerebro; es muy inmaduro y caprichoso; es la clase de personas que uno solo debe mirar y nada más… pero para Carlos resultaba una salida fácil en ese momento de tanta rabia y desilusión. No culpes a Carlos aún. Como tu dices todo esto que pasó con Mika fue a la velocidad de la luz y los sentimientos de ambos no se han tranquilizado ni asentado todavía. Si,. Se van a ver todos los días porque trabajan en el mismo lugar y eso será una prueba terrible para ambos: algo que tristemente ayudará a Mika a madurar y para Carlos.. bueno.. solo imagínatelo. Carlos es un tipo que ha tenido todo fácil en la vida y nunca le ha tocado esforzarse y sufrir para obtener lo que desea… por eso mismo, cuando pensó en lo que significaría tener a Mika cerca y todo el trabajo que eso significaba.. pues se asustó. se asustó mucho en ese momento; más aún con la presión de Paul encima y sabiendo que seguir peleando por Mika significaba dejar a Laurent sin la valiosa ayuda de Tanner. Fue su primera reacción.. miedo, rabia,, dolor.. enojo y desilusion… Pero no sabemos lo que pasa despues, verdad?… cuando la tormenta se calma y los día comienzan a pasar… ¿que piensa y siente Carlos?… Mika y la desilusion de su primer amor?… que fue lo que vio Tanner para pedirle a Carlos que se alejara?.. aaahhh.. ya quiero escribir sobre eso pero tengo otros personajes de la confiserie dando vueltas en mi mente. Todo a su tiempo y bien hecho.
      Gracias!! Te quiero mucho. Besotes. Nani.

      • Ooooooh eso quiere decir que sabremos mas de ellos… que felicidad!!
        Mira que un capitulo no basta y francamente admiro todo el trabajo que requiere el mezclar historias. Retomar a las parejas pasadas sin restarle el protagonismo a la del momento… arduo pero con un resultado espectacular.
        Admito que me precipite a juzgar a Carlos. Pero ahora que me lo has explicado, creo que su reacción fue bastante logica. Aunque lo sigo lamentando por Mika, pero en fin, se comprende que es parte del proceso de enamorarse.

        Farid jajajajaja no se que tiene ese chico que simplemente me ha fasinado!! Es un pendejo, como dices… pero de seguro, el pendejo más guapo con el que uno se puede topar 😍😂
        Saludos Nanita y siiiiiii ya quiero conocer a la siguiente pareja. La CONFISERIE es sin duda alguna un concentrado de pasiones, sentimientos intensos y dolor. Vidas rotas, pasados que te aplastan, pero tambien sentimientos positivos… nuevos amores que curan y sanan heridas sangrantes. La amooooo y me fascina leer sobre cada uno de tus chicos…
        ooh!!! Laurent… me parte el alma. 💔💔💔💔💔 pero Paul es magnifico, todo ese amor que aun le profesa.

        Mmmm creo que podria hablar todo el dia de la confiserie jajajajaja. Hasta la proxima.
        😘

Deja un comentario