sinopsis perorata sobre la nieve

El destino actúa como un imán que atrae a las personas predestinadas a coincidir; mueve montañas y hace que mundos paralelos converjan en un instante casi perfecto. Sin embargo, es la exquisita y justa combinación de pasión y deseo —escondidos en una mirada cautivadora y una galante sonrisa— los que pueden orillar a un lobo a desear a una flor ártica.

 

Damian vive dominado por una oscuridad que lo sobrepasa. Lo que es y lo que nunca llegará a ser lo han vuelto violento y mezquino. La sangre que ha manchado sus manos y sus pensamientos, se ha encargado también de enterrarlo junto con todos aquellos a los que ha asesinado. Una vida llena de excesos y desenfreno ha dejado de ser un aliciente y, pese a su juventud, ha descubierto que mucho se vuelve poco con sólo desear un poco más.

 

Hundido hasta el cuello no esperaba el golpe de suerte que representaría el conocer a Martín; un adolescente de dieciséis años a quien la vida le ha sonreído y privilegiado con belleza, inteligencia y sagacidad en igual proporción. Un niño amado que ha crecido en medio de lujos y regalos y por ende es muy difícil de complacer.

Martín representa todas las contrariedades que Damian aseguraba bajo ninguna circunstancia atravesar. No obstante, la belleza escandinava y su peculiar personalidad resultarán aspectos imposibles de ignorar, inclusive para alguien como Damian Katzel.

 

Martín es el tipo de persona que siempre dice lo que piensa sin ningún tipo de miramientos; de los que no se impresiona con la simple mención de la palabra Amor y de los que siempre cree tenerlo todo bajo control. Él es, después de todo, un chico fuerte y afortunado que maneja cada situación a su antojo, con entereza y con una sinceridad que la mayoría de las veces llega a ser algo cruel y que en más de una ocasión lo ha llevado a ser percibido como una persona sin demasiado interés por la salud emocional de los demás; pero bajo su piel hay más de lo que a simple vista se ve. En el fondo de su ser hay capas y facetas que muy pocos se han molestado en querer desprender para llegar al epicentro… Todo lo contrario a lo que ocurre con sus capas de ropa.

Martín tiene en su haber más historias que contar de las que alguien de su edad debería, y esto hace que haya muy poco que le sorprenda.

Por la mente de Martín jamás atravesaría, por ejemplo, la idea de verse y sentirse como alguien frágil que no las tiene todas consigo o que llegue a necesitar ser protegido o rescatado al más ridículo estilo de las damiselas de cuento, pues jamás permitiría que sus preferencias sexuales lo convirtieran en alguna clase de cliché. Sin embargo su encuentro con una tierra desconocida, y en cierta forma mágica, está a punto de hacer tambalear sus cimientos en más de una manera.

 

Dos mundos tan disímiles colisionan. Como si se tratase de una bala silenciosa, Martín logrará que Damian siga su trayectoria cruzando sus destinos bajo el manto de un romance corto e intenso en el que la pasión será el ingrediente principal.

 

El deseo los hará florecer y antes de que la posesión los marchite, estarán listos y con fuerzas renovadas para seguir el camino que los llevará a encontrarse con sus verdaderos y más grandes amores.

 

Nota:

Esta historia es una colaboración entre autoras. En ella convergen los universos de dos historias —Tu rastro sobre la nieve y Perorata de un malcriado enamorado—, en un tiempo anterior a aquel en el que los personajes se desarrollan y desenvuelven en sus respectivas historias. Para disfrutar de este relato no es necesario haber leído las historias raíz antes.

Deja un comentario