Resumen

Vivir en paz es el sueño de cualquier hombre juicioso. Una vida eterna de paz, la ambición más grande que existe en este mundo, o en cualquier otro. Al final, todos tienen el mismo destino, en esencia no hay manera de diferenciarse los unos de los otros, porque nadie tiene asegurado el mañana.

Tres años después del golpe de estado contra los Señores de la Oscuridad, las rencillas entre clanes han llegado a un punto álgido. Los clanes más pequeños están siendo eliminados para obligar a sus líderes a unirse a los Damastos, siendo su principal objetivo los nacidos puros. Una verdadera guerra de sangre está por comenzar.

Alejado del caos, más no ignorante de lo que está sucediendo fuera de su territorio, Barsha descubre de la peor manera que no hay fecha que no se cumpla, plazo que no venza, ni deuda que no se pague. Y aunque por honor ha sido Halturin, por amor se convertirá en Farnesio. El devorador de los muertos.

«En el principio la oscuridad engendró a los primeros seres; hijos de los que no tienen forma, criaturas de las tinieblas. Ellos recorrían la tierra en libertad. No existían límites, no existía el principio ni el final.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.