Capítulo 10

 

CAPÍTULO 10

 

Carline pensó que el helado que aún sostenía en la mano podía ser su salvación.

-. Me lo sostienes, por favor? Tengo que buscar la llave

Carline empujó la copa hacia él para marcar distancia y revolvió dentro del bolso.  Las intenciones de Bruno desbaratadas por una copa de helado sujeta entre sus manos.

-. Es una de las cosas complicadas de mi carrera. Debo dormir temprano para no tener ojeras y cuidar mi rostro – Carline ponía expresión de pesar y hablaba sin dar espacio a que Bruno interrumpiera – Muchas gracias por una bonita tarde. Lo pasé muy bien. Buenas noches, Bruno.

Tomó el helado y giró para caminar hacia la casa de Leila.

-. Buenas… noches

Bruno estaba anonadado mirando como Carline se iba y sus intenciones se desbarataban… pero Carlos no estaba preparado para experimentar ahora su primer beso ni una extrema cercanía con Bruno. NO! Definitivamente no.

Dentro de la casa de Leila se apoyó contra la puerta y permitió que todos los sonidos de nervios, risa, impresión y demás emociones sentidas en la tarde, escaparan por su boca en una mezcla de gemidos, lamentos, risas y suspiros

-. ¿Qué pasó?- preguntó Leila alzando una ceja y asomando en la sala

-. A Bruno le gusta Carline – declaró Carlos quitándose las sandalias y buscando donde sentarse. Sus pies estaban adoloridos. Se llevó a la boca la copa de helado ya derretido y lo bebió con gusto hasta el fondo.

Leila lo siguió con la boca abierta en un gesto que iba más allá de una simple sorpresa

-. No es de extrañar. Carline es bella

-. Si, pero él dijo que no solo soy bella sino que… que le gusta como soy por dentro – había pensado decirlo con ironía pero a medio camino algo inesperado lo agarró por dentro e hizo que su voz temblara. ¿Qué le sucedía? Tal vez que nunca nadie le había dicho que gustara de él por ser como era?? Rayos!!! Se enojó por sentirse así. Carlos no se dio cuenta que había hablado de sí mismo en femenino por primera vez.

-. ¿Y qué vas a hacer con eso? – preguntó Leila saliendo del pasmo

-. ¿Con qué?

-. Con ese chico, Bruno

¿Qué iba a hacer con él?… pues… ¿Qué?

-. Tengo que pensarlo pero estoy muy cansado ahora. Mañana tengo escuela y hoy ya falté al trabajo y Roger me va a descontar.

-.Ah! espera.

Leila salió y volvió con dinero que pudo en las manos de Carlitos

-. Ya cambié el cheque. Aquí está tu mitad.

Carlos sostuvo el dinero mirándolo fijamente. El sueño de la universidad comenzaba a ser realidad.

-. Es mucho dinero, verdad?

-. Sí que lo es! Y el premio del nacional es aún más grande

Después de todas las emociones vividas en una sola tarde, Carlos se abrazó a Leila temblando y sin saber porqué comenzó a llorar

-. Tranquilo. Ya ves que todo salió bien – Leila tenía los ojos húmedos

-. Gracias.

-. Nada que agradecer. Lo hicimos juntos

Besó la mejilla de Leila y guardando el dinero se encaminó a su casa.

-. Carlos – llamó Leila muy suavemente

-. Si?

Leila hizo un gesto con las manos indicando el maquillaje, peinado, vestimenta…

-. Tengo que quitarte todo eso

Carlos no se movió

-. Este… creo que puedo hacerlo yo si me das lo necesario para quitarme el maquillaje. Es mejor que vaya aprendiendo.

Leila elevó las cejas interrogativas pero accedió y le hizo entrega de lo solicitado.

-. Sabes cómo quitarte las pestañas?

Había visto a Leila hacerlo ya muchas veces.

-. Te avisaré si no puedo. Buenas noches, Leila – Volvió a besarla en la mejilla y esta vez se fue a su casa.

 

En el baño frente al espejo desaparecía Carline a fuerza de cremas y agua. Carlos se movía de manera automática. Estaba cansado pero su mente no tenía intenciones de calmarse. Ni Bruno ni nadie lo reconocía como el chico sombra que era Carlos; solo eran capaces de ver a Carline con su atractiva belleza y aires de triunfadora. A ella si la veía todo el mundo y la admiraban… le pedían fotos y le daban obsequios como ropa, paseos, helados… el mundo en una bandeja para que ella se sirviera.

-. Que poder tiene la belleza – hablaba para sí mismo

Por un lado estaba feliz; Carline era magnífica y si lo quisiera, podía hacerla crecer casi sin límites: modelo, fotografías, dinero, fama. La pregunta sobre si deseaba continuar dando vida a Carline parecía demás. Por supuesto que quería! La vida de Carline era más fácil y sin problemas, aunque no fuera real… pero hoy él había disfrutado de un buen día solo por el hecho de ser Carline… Claro! Estaba el inconveniente de ser hombre… pero parecía que no era tan difícil ocultarlo ni despertaba sospechas… y eso mismo era el otro lado de la moneda que lo sumía en genuina tristeza; se sentía tan poca cosa… la figura que aparecía en el espejo, al quitar el maquillaje, no era nadie. Él no tenía acceso a las cosas que para Carline resultaban fáciles… ni siquiera sabría qué hablar o cómo comportarse en cualquiera de las situaciones que Carline había pasado estos días

-. Tal vez no solo es la ropa y el maquillaje…

De alguna forma parecía que al vestirse y maquillarse como Carline algunas cosas comenzaban a cambiar en su cerebro, por ejemplo, al mirarse en el espejo en la tienda con esa ropa nueva se había sentido bella y segura… Cuando Bruno puso su chaqueta para que ella se sentara sobre el tronco se había sentido delicada y apreciada… en la heladería hubo unos segundos en que sintió el increíble efecto de la popularidad.

A Carline le pasaban cosas buenas que la hacían sentir bien y querida. Carline se llevaba bien con la gente y no se sentía torpe ni asustada… Carline era en verdad una triunfadora.

Pero… ¿acaso ella no era él mismo?

Si… lo era.

Pero a la vez no.

Era difícil entenderlo y casi imposible explicarlo porque eran una misma persona pero como el agua y aceite…

Terminó de desmaquillarse sin romper las pestañas y luego de una rápida ducha, besó a su madre dormida por los medicamentos y se metió en la cama

¿Y Bruno?  ¿Qué iba a hacer con Bruno?  Cielos!! Era una sensación maravillosa saber que  a él le gustaba Carline y estaba haciendo lo posible para conquistarla. Ella lo había impresionado… es decir, Él lo había impresionado!!! Carlitos se removió metido en la cama y tuvo ganas de reír a carcajadas pero no podía despertar a su madre… Bruno intentando conquistarlo!!! Jah! El mundo estaba al revés!  La imagen de Bruno y todas las caras diferentes que le había visto hoy desfilaron en su mente muy lentamente. Lo había tocado en un par de oportunidades y quizás si lo hubiera permitido, le habría dado un beso de despedida. Un beso… había pensado tantas veces en cómo se sentiría amar, besarse y acariciarse con alguien.. anhelaba experimentarlo, pero  obviamente no con Bruno. Si podía reconocer que era un chico atractivo el idiota ese y también que hoy había conocido una parte de él que no imaginaba y que quizás lo había impresionado un poco. Bruno podía ser educado e interesante, sabía conversar y ser un caballero, él era…

NO! Rayos!!! Qué diablos estaba haciendo??!!

No se iba a dañar pensando eso. Bruno era el mismo tarado imbécil que lo había hecho sufrir por años golpeándolo y humillándolo de maneras horribles y esta era la única bendita oportunidad que tenía de hacerlo pagar por el dolor y la soledad. ¿Qué iba a hacer? Pues… Dejaría que la conquistara. Si!  Eso iba a hacer!!! Pretendería dejarse seducir y encantar por él. Fingiría ser esa “chica especial” que Bruno decía haber esperado tanto, le daría en el gusto.. Ay Cielos!!! esto iba a ser difícil pero entretenido.

¿Y qué haría una vez que Bruno cayera rendido por Carline? La sonrisa traviesa de Carlitos desapareció de su rostro para dar paso a unos ojos brillantes de malicia y los dientes apretando su labio inferior. Ya sabía que haría para cobrarse su venganza. Le daría un golpe mortal justamente en lo que Bruno más decía odiar cuando lo acosaba y trataba de “marica y princeso”. Tenía que lograr que Bruno hiciera de Carline  su “novia oficial”… Si en verdad había esperado tanto por ella y la consideraba tan especial, no sería tan difícil.  Carlos sabía que las chicas de la escuela se peleaban por obtener ese título pero él no mantenía una relación estable con ninguna… solo duraban días o semanas. Carline sería la novia y lograría que la presentara como tal con el mayor número de gente posible. Le pediría que fueran  y se mostraran juntos en la heladería, las calles, el cine, el restaurant o donde sea que se reunieran los adolescentes. Ojalá todo el pueblo se enterara de que estaban enamorados y tenían un romance!!! Si!! Sería perfecto. Que quedara claro que Bruno estaba loco por ella y entusiasmado como nunca antes…  Carlos suspiró sintiendo el dulce sabor anticipado de la venganza… Y entonces, cuando no quedara duda de que Bruno la había elegido a “Ella” como depositaria de su amor, revelaría públicamente su verdadera identidad dejándolo en el más grande de los ridículos y vergüenza. Ay cielos!! Ya podía imaginar el escándalo que iba a armarse. Todos se reirían de él y Bruno tendría que soportar vivir la misma humillación que le había hecho pasar durante tantos años. Lo tildarían de marica y quizás cuantas otras cosas… sus amigos se alejarían y las chicas dejarían de verlo como un tipo perfecto… su reputación manchada para siempre.

Vaya!!!  Era una idea macabra y genial!!!

Y él? qué pasaría con Carlos? Bueno…  Lo que pasara con él no importaba porque ya todos sabían que era gay gracias al sicólogo y al director de la escuela y no tenía amigos ni nada importante que perder. Reuniría dinero y se iría a estudiar fuera. No tendría que verlos nunca más… Para Bruno sería fatal… lo destrozaría del mismo modo que él había destruido sus días. Para Carlos sería un cambio en espera de cosas mejores.

Tenía que pensar en  los detalles… Lo haría mañana porque ahora estaba exhausto pero feliz de haber encontrado un propósito para Carline… él, como Carlos, tenía pocas aspiraciones en la vida pero vengarse del idiota de Bruno era un propósito demasiado bueno.

Carlitos se durmió con una sonrisa en la cara.

 

 

 

Bookmark the permalink.

About Átame novelas

Autoras. Con muchas historias por contar.

6 Responses to Capítulo 10

  1. edgar_250691@hotmail.com says:

    Me gusta la historia y no me he perdido ni un capítulo, pero no te olvides de Mati y Max, pensé que estabas próxima a concluir su historia, quiero saber que sucederá con ellos jeje

    • Átame novelas says:

      Hola! Jamas podría olvidarme de Mati y Max ni tampoco de Miguel o Diego. Es solo que necesitaba un descanso de la intensidad de Adamir y ahora de Heinrich y Miki y pues… carlitos ha sido mi escape; es liviano y dulce. Sigo escribiendo las otras historias aunque requieren mucho mas tiempo para un buen cap. espera.. pensaste que la historia de M&M está por terminar.. No way!! estamos bastante lejos del final aun. Gracias!!! Saludos! Nani.

  2. Santiberry says:

    Estas poniendo a mi chico en un aprieto, yo ya me enamorado de Carlitos, incluyendo el factor Carlin y temo que le pueda pasar con Bruno. A no ser que readuquemos a Bruno para que acepte su realidad sexual…, me tienes en ascuas…

    • Átame novelas says:

      Hola! Carlitos es imposible de no querer.. es tan sufrido y buena persona, le han pasado cosas malas y ahora tiene por fin la sarten por el mango y la posibilidad de vengarse… Bruno le está saliendo mas peligroso de lo esperado porque le hace sentir cosas inesperadas aunque Carlitos piensa que es porque es la primera vez y se escud en eso.. no sé si será así. Sobre reeducar a Bruno… WOW, has tocado un punto maravillosamente importante de esta historia. Ya veremos!. Mil Gracias por comentar!!! Saludos cariñosos. Nani.

  3. Gaby Garrido says:

    Se va a enamorar

    • Átame novelas says:

      hola Gaby!!
      Quizas se va a enamorar.. pero la pregunta aqui es: que es mas fuerte? lo que sienta o sus deseos de venganza contra todo lo malo que le ha pasado en la vida y que esta simbolizado en Bruno??? Bruo se convierte en el objeto a traves del cual puede desquitarse del abandono de su padre, la caída y enfermedad de su madre, la soledad, el bullying… No sé. creo que los motivos de Carlitos son en verdad fuertes
      Gracias!! Saludos cariñosos. Nani.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.