M&M Capítulo 66

CAPITULO 66

Sergio entró al dormitorio pocos minutos después de haber dejado a Max instalado en el cuarto continuo al de ellos. Estaba un poco preocupado. Lo que había sucedido en su casa rato atrás era algo nuevo para ellos.  No quería hacer esperar a Nazir así es que le dejó las indicaciones a Max sobre donde estaba lo que podría necesitar y se fue de  prisa.  Max tenía preguntas y una expresión llena de sorpresa en la cara.. Dios!! se veía tan diferente al chico asustado y agresivo que había descubierto solo horas atrás cuando lo conoció. Le gustaba Max… le caía muy bien.

-. Estas seguro aquí. Nadie va a entrar

Se dirigió a su cuarto. Se quitó la ropa y la dejó doblada sobre una silla. Sobre la pila de ropa y en forma simbólica, quedaba la personalidad que exhibía fuera del dormitorio. Aquí dentro, Sergio había aceptado ser otra persona.   Desnudo, se arrodilló en el suelo con su culo tocando los talones y la espalda recta,  separó sus piernas, sus manos sobre los muslos, su cabeza gacha… respiró profundo… sintió el aire entrar en sus pulmones… se tomó unos instantes para tranquilizarse y concentrarse en ellos… en Nazir y él… Dios!! lo amaba tanto y estaba tan agradecido  que sería muy dificil mantenerse quieto y no saltar a su cuello para comérselo a besos.  Pero no podía hacerlo. No le correspondía en este lugar. Aquí dentro solo reinaba la voluntad de su amo. Lo escuchó entrar al dormitorio. No levantó la vista pero el sentimiento se volvió más cálido. Escuchaba sus pasos aproximándose…

En completo silencio,  la cálida mano de Nazir estaba en su cuello y subía acariciando su mandíbula. La reacción de Sergio fue inmediata… su cuerpo se inclinó hacia él y su cabeza se ladeó para recibir mejor la caricia…

Sintió el frio del cuero alrededor de su cuello… Antes de que pudiera pensar, Nazir abrochaba la hebilla de metal del collar y el tintineo de la cadena le indicó que la sostenía en su mano.

El collar… 

Era algo muy simbólico entre ellos…  era la evidencia que marcaba el dominio de Nazir sobre él y su sometimiento voluntario. Solo por ese gesto Sergio fue capaz de saber lo que estaba pasando por la mente de Nazir… Quería ponerlo bajo su control y dominio. Era lógico después de lo que había pasado allá en el comedor.  Sergio levantó la cabeza y quiso buscarle los ojos y hablar… tenía que decirle que lo había hecho todo por Max…  era SU casa y las reglas las había aprobado el mismo y …

La mano de Nazir empujando su nuca hacia abajo le hizo saber que no era el momento ahora

-. No me mires

Un jadeo escapó de Sergio…

-. Tampoco hables

Apretó los labios y esperó paciente…  Se recordó que en estas habitaciones solo existía para complacerlo y eso era lo que quería hacer; complacer al hombre que le había manifestado su apoyo aún por sobre su hermano…  lo amaba…  más que a nadie en el mundo.

Un suave tirón en el collar. Se levantó  y comenzó a caminar tras de su amo hasta entrar en el cuarto de juegos. Una rápida mirada de reojo le indicó que Nazir había estado preparando el cuarto para ellos. Alcanzó a verlo por la esquina del ojo.., Nazir estaba casi desnudo a excepción del ajustado pantalón… su boca se abrió sin que se diera cuenta… Nazir, a pesar de los años seguía teniendo un cuerpo envidiable…

Una nueva sacudida de la correa lo llevó hasta detenerse en cierta zona de la sala marcada con un circunferencia en el piso. Sergio suspiró bajito y apretó los labios agachando la cabeza…  no tenía derecho a protestar… ningún derecho en esta sala a menos que fuera a usar su palabra de seguridad pero se enorgullecía de no haberla usado jamás.

-. Estira los brazos

Sobre la circunferencia había una barra de metal atravesada en altura. De ella pendían fuertes cadenas. Escuchó como Nazir las estaba acomodando para colgar de ellas las esposas de metal que acababa de cerrar alrededor de sus muñecas… subían… tiraban de sus brazos obligándolo a alzarlos mas y mas… se estiró… su cuerpo entero elevado… difícilmente alcanzaba a tocar el suelo con la punta de sus pies. Entonces el ruido se detuvo… No lo iba a dejar suspendido en el aire. Le permitía sostenerse apenas sobre la punta de sus propios pies.

-. Separa las piernas

Lo hizo con dificultad… sintió el frío metal  alrededor de sus tobillos… la barra que inmovilizaba sus piernas abiertas le había sido puesta… de acuerdo… Nazir si estaba de un ánimo especial…  lo tenía completamente inmóvil y a su disposición como pocas veces lo hacía…

Nazir terminó de dejar a Sergio a su gusto y se retiró unos pasos para contemplar lo que había hecho. De arriba abajo recorrió el cuerpo de su amante… suspiró satisfecho… nunca dejaba de producirle placer verlo… seguía pareciendo un mocoso de 20 años… se cuidaba y ejercitaba para mantenerse bien… le gustaba… mucho

Tomó asiento ubicándose cómodamente en el sillón, apoyado contra el respaldo y las piernas separadas… no le quitaba los ojos de encima.. necesitaba analizar las cosas uno segundos y a la vez, empaparse los ojos con la visión del cuerpo desnudo de su sumiso

Este había sido uno de los días más extraños de los últimos años… Adamir apareciendo de la nada con Santiago casi muerto… llevando a cuestas un sumiso, casi un niño,  que no podía dejar de mirar y que lo alteraba de la misma forma en que lo hacía sonreír como estúpido… y luego Sergio… Sergio actuando como no recordaba haberlo visto antes… Si. Lo había imaginado más de una vez porque lo creía capaz.. pero era inquietante verlo tan seguro, enérgico e independiente.. casi agresivo luchando por los derechos del chico y defendiendo las leyes de su propia casa…

Era su Sergio…

Entendía lo que había hecho y lo apoyaba frente a todo el mundo…

Pero en la privacidad de estas paredes, Nazir necesitaba reafirmar su condición de amo, dejar en claro que tras la puerta cerrada eran solo sus órdenes y deseos los que importaban… además…quería salir de una duda muy tonta que había estado dando vueltas en su mente desde que viera a Sergio con Max

Pasados unos cuantos minutos terminó la contemplación. Era hora de actuar.

-. Es mi hermano… – dijo al aire

Sabía que Sergio lo estaba escuchando pero no podía hablar a menos que fuera una pregunta directa que requiriera respuesta. Mantenía la cabeza gacha y el cuerpo completamente estirado. Una posición difícil pero que le permitía admirar su cuerpo 

-. Y ese crío que duerme en la pieza del lado es su esclavo

Nazir abrió el cajón y sacó lo que quería usar. Un dildo de silicona negra de tamaño mediano. Con toda calma  esparció lubricante sobre la superficie

-. Culo hacia atrás – ordenó

Sergio obedeció a pesar de la incomodidad de la posición… la viscosidad del lubricante fue lo primero que sintió… luego la punta del dildo que se abría paso en su recto… no le disgustaban… tampoco le agradaban de manera particular… intentó adivinar de que tamaño era el que Nazir estaba usando en él pero no había forma de saberlo a menos que se girara a mirarlo. Cuando el aparato iba a medio camino en su cuerpo, escuchó la voz de Nazir muy cerca en su oído

-. ¿Te gusta el pequeño esclavo?

Sergio se quedó inmóvil… su boca se abrió de asombro y sin siquiera pensarlo, su cabeza se levantó y sus ojos buscaron los de Nazir para confirmar que la pregunta era en serio… ¿Cómo!!… cómo se le había ocurrido tamaña tontera?.. claro que le gustaba el chico!! Max era encantador y muy hermoso.. pero no en el sentido que estaba intentando darle Nazir… era ofensivo que lo preguntara…  no lo quería para…  Entonces vio el rostro de su amo… la mirada lasciva y confiada, la media sonrisa en sus labios que denotaba el placer que estaba sintiendo al tenerlo sorprendido, abierto, expuesto e introducirle el dildo… 

Esperaba una respuesta de su parte

-. No, amo. No me gusta de esa manera

Nazir presionó un poco más y el aparato se adentró otro poco en su interior, estirando su ano y ocupando espacio en su cuerpo…  Recordó mantener su posición con el culo hacia atrás y abierto… no quería desobedecer a Nazir pero no controló ni gemidos ni jadeos que escaparon voluptuosos de su boca abierta… no era uno de los dildos pequeños…

Nazir se acercó hasta tocar su pecho sin quitar su mano del dildo que aún no terminaba de entrar

-. Max es un chico muy atractivo

¿Quería jugar con él?.. ¿preguntaba en serio?… ¿lo estaba poniendo a prueba?.. O peor aún… ¿Estaba Nazir celoso de Max?

 -. Si. lo… es, se…ñor – respondió notándose en su voz el efecto del dildo en su culo

-. Pero a ti no te atrae…

-. No, se..ñor…

Nazir se relajó al escucharlo…

-. Bien

Nazir le buscó la boca al tiempo que Sergio jadeaba por la sorpresa de sentir como el dildo bruscamente terminaba su recorrido.  Con sus manos, ahora libres, Nazir lo sostuvo de la nuca para besarlo a gusto durante varios minutos…

-. Desafiaste a Adamir – lo miraba a los ojos y no le quitaba las manos de cuerpo. Nazir esperaba respuesta

. Tenía que hacerlo. El trajo a un chico esclavo a nuestro hogar, amo. No puedo tener esclavos en mi casa… menos ese niño que es.. – Sergio hablaba de prisa, quería explicarse y ser entendido

-. Sshhh… tranquilo… tranquilo…

Nazir lo abrazó para calmarlo. Comprendió en ese instante que no estaba ni enojado ni molesto con Sergio…

-. Parecías una fiera…

Sergio calló intentando entender… una fiera?

-. ¿De verdad?

-. Estabas molesto y no dudaste en defender al chico

Ahora Nazir había  llegado el hueco de su cuello y le estaba dejando besos y suaves lamidas… sus manos se encaminaban a apretar las tetillas…

-. Tú me apoyaste

-. Siempre

-. ¿No estás molesto conmigo?

Nazir se puso a la altura de sus ojos y se tomó unos segundos para contemplarlo y calmarlo antes de responderle

-. Estoy orgulloso de ti

Sergio deseo tener sus brazos libres y el control de su cuerpo para abalanzarse sobre él y comérselo a besos y abrazos… pero el amo mantuvo el rostro serio.

-. Tranquilo… no he terminado contigo. Recién estoy comenzando. Mantén ese culo en alto

La orden fue reforzada con una sonora palmada en su nalga…

Sergio jadeo y levantó su culo… la posición era agotadora… su cuerpo estirado al máximo, el dildo insertado en su recto, las piernas separadas.. no iba a defraudarlo… nada más importaba.. todo era bienvenido… Su amado Nazir podía hacer y deshacer con él a su gusto… Levantó el pecho como pudo cuando Nazir puso firmes pinzas apretando sus tetillas y se mordió los labios sin quejarse; empujó su pelvis hacia adelante para facilitarle el acceso a  sus bolas que quedaron apresadas por un pesado cintillo de cuero y metal… gimió de gusto cuando Nazir tiró de su pelo hacia atrás para tener acceso a su cuello y besarlo bruscamente, bajando luego por todo el cuerpo… suprimió los gritos cuando sintió la paleta estrellarse en sus nalgas… los golpes lo hacían tensarse y el dildo se metía más en su cuerpo… luego fueron golpes cortos y precisos sobre el aparato en su culo… Dios!! Nazir lo estaba enloqueciendo… tenía una erección muy firme…  la posición en que estaba no le permitía corresponder ni moverse… deseaba tanto tocarlo y envolverlo en abrazos y frotarse contra él, abrirse para recibirlo… lo quería en su cuerpo… deseaba calmar su evidente excitación

Se sintió aliviado cuando los toques en su cuerpo terminaron y Nazir comenzó a bajar la cadena, soltar sus muñecas y tobillos… lo sostuvo en sus brazos hasta que lo sintió firme… le comió la boca con besos que exploraban su interior y acariciaban su lengua, chupándola y mordiéndola… quitó bruscamente las pinzas de sus tetillas, una a una, y las chupó, mordiendo y besando.. un doloroso placer

-. Allá afuera puedes ser lo que quieras… pero aquí eres lo que yo deseo

-. Si amo

Su amo si sabía cómo enloquecerlo…  Nazir le apretó las adoloridas nalgas y sin soltarlo lo fue llevando hasta la cama. Le quitó el dildo con suavidad y le  llenó el espacio vacío con su polla dura y caliente. Sergio se abrió y subió sus piernas pasándolas por los hombros de Nazir… cada embestida le recordaba lo feliz que era con él y cuanto lo amaba… Ambos estaban afiebrados de deseo y amor.. se redescubrían y reafirmaban su lazo de unión

MAX

Max revisó la puerta una vez más. Se había levantado ya seis veces de la cama a chequear que la puerta continuara cerrada.  Dejó caer el peso de su cuerpo contra la puerta y recorrió con la vista el bonito dormitorio, sin lograr calmarse… un cuarto entero para él solo… elegante, con una cama enorme y decoración de muy buen gusto. Seguramente Sergio había elegido cada una de las piezas que formaban el conjunto de la decoración… debería estar feliz. Nunca en su vida había tenido un dormitorio solo para él… una cama blanda y calentita… un pijama tan suave y fino…  sin embargo no se atrevía a desvestirse y usarlo, ni a meterse en la cama y cerrar los ojos…

Recordaba la mirada furiosa de Adamir

Estaba solo unos cuantos metros más allá… Sergio le había jurado que nadie podía ingresar a su cuarto si el mismo no abría la puerta… pero tal vez Sergio no conocía bien todos los trucos de Adamir… Él si sabía de lo que era capaz… y por eso no se atrevía a relajarse y disfrutar del regalo de paz y comodidad que Sergio le ofrecía, aunque fuera por unas horas.  Se había sentido victorioso cuando Adamir se fue solo e indignado del comedor… Sergio le había doblado la mano a su favor.  Pero tenía claro que la sonrisa de triunfo que no pudo evitar iba a costarle muy caro y se lo iba a cobrar en cualquier momento.

Caminó hasta sentarse en la orilla de la cama…

Solo era un alivio temporal y luego volverían a la isla y la pesadilla continuaría…

Sergio no podía otorgarle la libertad que anhelaba.

A pesar de la tensión, su cuerpo se fue relajando y dejando caer sobre la cama. No quería dormirse… peleaba contra el sueño… estaba nervioso y preocupado… esperaba escuchar ruidos y gritos y que Adamir echara la puerta abajo en cualquier momento…   aguzó el oído intentando escuchar los sonidos que no le resultaban familiares… alguien hablaba cerca de su cuarto. Se levantó de un salto olvidando el sueño  y se dirigió hacia la zona desde donde creía que veía el sonido… su oreja pegada a la pared… el cuarto continuo era el de Sergio y Nazir y podía escucharlos hablar.

ADAMIR

Intentaba conciliar el sueño pero simplemente no podía dormir. Sabía que era por culpa del mal rato que había pasado con Sergio pero le molestaba que un sumiso, fuera quien fuera, tuviera la capacidad de perturbarlo tanto. Seguramente era porque no estaba en su dormitorio ni en su isla… había ruidos lejanos de tráfico… no podía abrir las ventanas, no había brisa de mar.

Giraba en la cama cada vez con más molestia aumentando su desvelo.

Asi es que Nazir y Sergio tenían acuerdos…

¿Desde cuándo un sumiso podía tener acuerdos con su amo???.. eso no era.. no era.. legal dentro de lo ilegal que eran estas relaciones??? 

Que estupidez!!!… Su hermano era el amo y Sergio tenía que obedecerle. Él no soportaría una relación de ese tipo.. con un sumiso alzado y… … y…. Adamir se sorprendió de la palabra que vino a su mente sin que la meditara…

Un sumiso alzado y feliz…

Feliz???…

Se le notaba a Sergio que era feliz…

El pensamiento caló muy profundo en su mente… rápidamente hizo la comparación con los chicos de su isla. Ninguno era feliz… no al menos mientras estaban en periodo de preparación.. siempre rostros tristes y llorosos…

Matías!!…

El chico se veía tranquilo y a gusto cuando estuvo con ellos durante el intercambio… ¿cómo fue que no se dio cuenta?

Recordó a Santiago diciéndole que Matías se sometía voluntariamente a lo que deseara hacerle incluyendo las agujas…

Santiago era feliz en aquellos días junto a ese niño. Se le notaba en los gestos y en los ojos…  Fue tanta su infelicidad al perderlo que prefirió lanzarse al mar a morir

Era lo mismo con su hermano?  Amaba Nazir tanto a Sergio que preferiría morir sin tenerlo?…

Qué clase de relación entablaban ellos?…

El tema de la felicidad era uno que Adamir rara vez analizaba. Daba por hecho que tenía todo lo que deseaba.

A Adamir le parecía, a simple vista, que aquello era una locura.. depender tanto de otra persona que la propia existencia pierde sentido sin la pareja era…

Cuando estaba a punto de asentar el pensamiento en la cabeza y decidir que eran casos perdidos pudo ver los rostros de Nazir y Santiago en su mente…

Eran felices…

Se levantó de la cama y se dirigió a abrir la ventana sin importarle que entrara el ruido de las calles lejanas… necesitaba aire para pensar y aclarar sus ideas…

Felicidad…

Frunció el entrecejo y se acomodó el pelo largo que caía sobre su cuerpo desnudo

¿Él era feliz?…

-. Claro que si – se respondió en voz alta de inmediato. Tenía todo lo que siempre soñó poseer y el negocio que había comenzado como una locura descabellada terminó convirtiéndose en uno muy rentable…

Era feliz

Sí que lo era

¿Por qué entonces no sonreía ni andaba contento  como Nazir y Santiago tiempo atrás?…

¿Cuándo se había sentido feliz de verdad?…

La imagen de Max abandonado en sus brazos, besándolo y buscándolo se le vino a la mente… se había sentido feliz con Max…así como Nazir y Santiago… liviano, envuelto por un aura desconocida y agradable… con ganas de sonreír…

Cerró los ojos y enfrentó el aire fresco de cara a la ventana…

Max estaba en la otra habitación… solo porque así lo había decidido el mismo… apoyado por Sergio y Nazir… en la casa de ellos…

Max que se veía tan diferente con ropas de Sergio y arreglado por él… 

Una sonrisa se le dibujó en la cara sin que fuera consciente de ello

Max…

Se veía muy lindo… había sido un placer mirarlo… quizás no hubiera sido tan mala idea traerlo a la ciudad y dejarlo en manos de Sergio. Le había sabido sacar partido a la belleza de Max…

Abrió los ojos de golpe.

No había llamado a la clínica para saber de Santiago.

Una vez más Max se entrometía en sus pensamientos y le nublaba la razón.

Cogió el teléfono y llamó.

NAZIR

El castigo había terminado satisfactoriamente.

Nazir respiraba tranquilo nuevamente y sentía su dominio sobre Sergio más vivo que nunca y la duda sobre Max aclarada y olvidada.  Si. Sergio había tenido su momento de rebeldía, especialmente porque se trataba de las reglas de su casa… pero estaba claro que le era obediente y se sometía gustoso a sus deseos y órdenes. Era su fiel y leal sumiso y Nazir lo adoraba por ello.  Ambos cumplían fielmente las promesas que se habían hecho años atrás y todo estaba en paz…. Al menos entre ellos, porque lo que era Adamir… eso era otra historia.

Habían abandonado el cuarto de juegos y se preparaban a dormir en la cama matrimonial.

-. No puedo a dejar que trate a Max como un esclavo en nuestro hogar

-. Lo sé

-. Sé que es tu hermano, pero tengo miedo de que le haga algo…

-. Sergio, voy a decirte algo para tu tranquilidad

Nazir, tendido sobre la cama,  dobló su codo y apoyó el rostro sobre su mano, tenía un gesto divertido en la cara que sorprendió a Sergio debido al tema que trataban

-. Qué cosa?

-. No debes preocuparte demasiado por lo que Adamir pueda hacerle a Max

-. ¿Por qué no?!!! Has visto como…

La sonrisa más expresiva de Nazir y el aire de seguridad le quitaron la inspiración a Sergio… se quedo mudo esperando a que Nazir continuara

-. Creo que Adamir está muy interesado en ese chico

Sergio pestañeó varias veces. El rostro de Nazir no admitía dudas…

-. ¿Interesado? ¿cómo?  ¿de qué hablas?

Nazir se tomó un momento de silencio para acercarlo y pasar sus dedos acariciándolo antes de seguir…

-. ¿Cuándo antes habíamos visto a Adamir traer a un chico de la isla?- preguntó Nazir, medio jugando, pretendiendo estar concentrado en la piel bajo sus dedos

-. Nunca…- respondió Sergio aun dudando del sentido de la conversación y esperando que le aclarara

-. Le trajo su propio guardia…

-. Si… ¿y?…

-. No le quita los ojos de encima…

Esta vez Sergio guardó silencio repasando en su mente lo que Nazir le decía

-. Le cambia la cara cuando Max sonríe…

Nazir se quedó sonriendo y esperando a que Sergio entendiera…

-. Oh Por Dios!!

Nazir soltó la sonrisa que tenía contenida y asintió con la cabeza

-. ¿Crees que Adamir está enamorado de Max??!!!

– No sé si estará enamorado, pero te aseguro que Max lo trae de cabeza

– Pero… pero… no entiendo!!!

-. Conozco a Adamir desde niño. Soy tal vez quien mejor lo conoce en este mundo y te aseguro que nunca imaginé verlo entusiasmado como está por ese esclavo suyo

Sergio estaba entusiasmado… se movía en la cama y trataba de obtener más información. La noticia lo sorprendía en extremo

-. Si no fuera Max, lo que tú hiciste con él habría desencadenado una guerra entre ustedes dos. Adamir se contuvo porque se trata de ese chico

Sergio escuchaba más y más asombrado

– Si es como tú dices ¿por qué lo trata tan mal?

La sonrisa desapareció del rostro de Nazir. Un largo suspiro antes de hablar

-. Adamir no está…- ¿Cuál era la palabra adecuada? -no está como siempre

No podía hablar mal de su hermano ni siquiera con Sergio

– Lo de Santiago lo ha afectado mucho y no lo veo bien. Creo que ni el mismo sabe lo que siente por Max…

-. ¿Pero sí crees que siente algo por Max?

-. Eso te lo aseguro. Adamir es un testarudo.  A su edad no se ha enamorado nunca y lo más probable es que no sepa reconocer lo que siente

-. Entonces tienes que decirle!! Ayudarlo!!!

-. No, nunca

– ¿Pero por qué no? Dices que no está feliz…

-. Adamir fue especial desde niño. Quizás su mayor característica es el control; es el mayor dominante que he conocido y me temo que yo lo ayudé a fomentar esa faceta de su personalidad. No es un sádico pero si es un controlador. Jamás haría caso de algo que otra persona le sugiera. Si tú o yo le hacemos ver su interés por Max es muy posible que se sienta amenazado y se deshaga de él de inmediato, entiendes?

-. No

-. Darse cuenta que Max representa lo que puede hacerle perder el control sería horrible para él

-. Ah..pero… ¿y si está enamorado?

-. No lo sabemos con certeza. Debe ser él mismo quien se dé cuenta de lo que siente y aprenda a manejarlo a su modo. De cualquier otra forma será un rotundo fracaso

Sergio entendió y se quedó un instante meditando

-. Tú no eres así. Tú me escuchas y tomas en cuenta lo que te digo

-. Yo no tengo miedo de lo que siento

-. ¿Adamir tiene miedo?

-. No se ha enamorado nunca, no vive en el mundo real… somos la única pareja de enamorados que conoce… supongo que no sabe qué hacer con lo que siente… mucho menos cuando se trata de un chico tan joven

-. Pero…

-. Pero nada. Tú y yo no vamos a intervenir

-. Nazir! Es que…

-. Te lo prohíbo, Sergio

La última frase fue dicha con aquella voz de amo que Sergio conocía tan bien y que limitaba su campo de acción sin derecho a pataleo. Estaban en el dormitorio, territorio del amo.

-. Si, señor – respondió agachando la cabeza y con manifiesta pesadumbre en la voz

Nazir estiró los brazos y lo recogió en un abrazo

-. No te encariñes demasiado con Max. No sabemos cómo va a reaccionar Adamir cuando se de cuenta de sus sentimientos

-. No sé cómo no hacerlo… es un chico adorable y me gusta mucho… quiero ayudarlo

-. Puedes protegerlo y entretenerlo mientras esté en nuestra casa. Tienes todo mi apoyo pero nada más. ¿Entendido?

-. Si, señor. Está claro

Sergio se acurrucó entre los brazos de Nazir. Podía ser duro y difícil seguir sus instrucciones pero siempre eran por su bien y lo sabía. Entrometerse en la relación de Nazir con Max era una locura. Se abrazó a su cuerpo sólido y seguro con un intenso sentimiento de amor y abandono.  La intensa sesión de sexo lo había dejado exhausto pero la revelación que acababa de escuchar le había espantado el sueño. Se moría por intervenir pero no lo haría. Respetaría las órdenes de Nazir… Sin embargo, tenía los días siguientes para divertirse y distraer a Max… protegerlo de Adamir y… bueno… siempre y cuando Max en verdad necesitara ser protegido de él… ¿Cómo era su relación?.. ¿qué hacía Adamir con Max?… de pronto su curiosidad era enorme y deseaba saber todo… mañana le preguntaría sutilmente.. ay!! Faltaban tantas horas para mañana… estaba desvelado y no podía dejar de pensar…

… … … … … …

Al otro lado de la pared del dormitorio, Max se había ido resbalando hasta quedar sentado en el suelo como un títere inerte… inmóvil… tenía los ojos muy abiertos mirando un punto fijo en la pared del otro extremo sin realmente verlo… en su boca abierta un gesto de incredulidad…  Había escuchado toda la conversación… no… no era posible… pestañeaba y su expresión de asombro no cambiaba… De pronto sus ojos se abrieron aún más grandes… en su mente recordó las palabras parecidas que Mati le había advertido en dos oportunidades…  no… era imposible…

14 comentarios en “M&M Capítulo 66

    • Hola irezeru! Bueno… me encantaría complacer tu pedido pero he dicho muchas veces que YO no tengo ningún control sobre lo que hacen mis personajes. Solo me limito a escribir lo que “veo” en mi pantalla mental. Serán Max y Adamir los que decidan que sucede con ellos. Gracias!! Saludos. Nani.

  1. Hola, vengo de amor yaoi leyendo esta historia mucho tiempo, aunque casi nuca comento. La verdad es que el capítulo me pareció genial (como siempre).
    Ojalá actualices rápido, sea en donde se sea, aquí o en amor yaoi.

    Att.: Lyub

    Saludos desde México.

    • Hola Lyub!! entonces, doblemente agradecida porque te hayas tomado el tiempo de dejarme un review. Gracias por tu opinión sobre el cap. Creo que la historia está en un momento muy importante y haré todo lo posible por actualizar pronto. Seguiré actualizando en AY aunque los capítulos completos solo los dejaré en nuestro blog. Gracias!!! Saludos cariñosos. Nani.

  2. Nani *-* les quedo muy lindo su blog
    Un pequeño progreso, Adamir ,esta pensando más sobre la felicidad :v espero que no se asuste y actue como un cobarde deshaciéndose de Max

    • Hola lali!! Gracias! estamos felices con el resultado del blog. Seguiremos mejorando cada día.
      Adamir… es tan impredecible y terco.. pero al menos tienes razon y en su mente están entrando algunas dudas que le hacen preguntarse por la felicidad y temas que son diferentes.. creo que eso es el resultado de lo que siente y se niega a admitir. Ya sabes, para el puto amo su mundo es perfecto y no necesita nada. Ya veremos que pasa. Gracias por tomarte un tiempo para dejarme un comentario!!! Saludos cariñosos. Nani

    • Hola Yurlenis!!
      A veces lo piensas??? Yo lo pienso todo el tiempo!!! Pero si vive en un mundo irreal haciendo cosas que son de enfermos mentales!!! otzea… si fuera una relacion amo/sumiso consensuada, todo perfecto. Pero entrenar “productos humanos” para venderlos de esclavos?? jelou… directo al siquiatrico.. jajajaja. Si me escuchara o leyera me mordería un pedazo del cerebro en mi mente. por suerte no anda por aqui ahora. Max sabe algo importante ahora. Vamos a ver que hace con esa información en los próximos caps. Gracias por tu comentario!!! Saludos cariñosos. Nani.

  3. Hola Muchas gracias por la actualización! La esperaba con ansias, agendare esta página en favoritos y fe paso leere que más tienes

    Sobre la historia, esta increible, amo la relación de Sergio y nazir aunque confieso que extraño a mató X santi… y sobre max… Su relación extraña me fascina… cada personaje e historia tiene un toque maravilloso que las hace adictivas, sigue así! !y ánimo para la siguiente actualización!!!
    Saludos!

    • Hola Cleo Kaiba!!! Gracias por tus cariñosas palabras!! Estamos muy contentas con los resultados del blog y nos estamos sintiendo muy cómodas en esta nueva casa. Gracias por agendarnos como favoritas.
      Sabremos algo de Matías en el próximo capítulo. Yo también lo extraño. Es mi personaje favorito de esta historia. Sobre lo que me dices de los personajes e historias.. no sabes cuanto te lo agradezco. Es muy importante. Creo que para crear una buena historia no solo necesitas una trama interesante sino también tener un personaje muy sólido desarrollado en la mente; mientras no tengo todo eso no me largo a escribir una historia. Cada uno debe ser diferente de los otros, único y especial. Gracias por tu ánimo!! lo necesito. Matías me está haciendo llorar al escribir. Saludos cariñosos. Nani.

    • Hola Lixlix!! Gracias por querer la historia!! Me imagino que si lo leíste todo en un solo día estas con una sobredosis terrible de Adamir y eso es altamente peligroso.. jajajajaaa. Sobre tu pregunta, debo confesar que soy una persona bastante desordenada y muy ocupada así es que no tengo días fijos para actualizar; lo único que puedo prometerte es que intento hacerlo lo antes posible. Tiempo atrás intenté ponerle fecha a mis actualizaciones pero me fue imposible cumplirlo. En nuestra página de facebook (link al costado derecho del blog) avisamos todas y cada una de las actualizaciones.
      Gracias y saludos cariñosos. Nani.

  4. Ahhhhhhhhhhhhh como extrañe esto T. T demasiadoo!!!!! ESTOY TAN FELIZ!!!!
    OKYA MUCHO LOVE PARA TI!!!!
    bue la relacion de nazir y Sergio es la mas hermosa por un momento se me venía a la mente asi sera la relacion de mati y Santiago sin obstáculos ni nada *.* es que ambas parejas tiene tantas similitudes (esttraño taaaaaaaaaanto a mati y santiago) lo que le revelo nazir a Sergio wooow pero sergioooo no se quedara sin hacer nada y no me imagino que podra hacer sin hacer enojar a nazir *.*
    Maaaaaaxxxxxx quedo en shock xdddd waaaaa no me llego si estaba feliz? O mas asustado pero voto por la segunda y ahora como continuara adamir y max waaaaaa esperare a que nos sorprendas *.*
    También se me viene a la cabeza de QUE HARA ADAMIR CUÁNDO DESCUBRA SUS SENTIMIENTOS O.O ¿?¿?¿?? WOOOOOOOOW MUCHAS PREGUNTAS Y AHORA A ESPERAR WYHUUUUU aun asi Toy feliz
    Muchossss besooos pa ti Nani…. ❤

Deja un comentario